Ortega Cano abandona la UCI y ha sido trasladado a planta: 'Se encuentra consciente, colaborador y con buena función respiratoria'

El  torero José Ortega Cano, que sufrió un accidente de tráfico el pasado día 28 de mayo en el que falleció el conductor del vehículo con el que colisionó frontalmente, ya no precisa vigilancia ni tratamiento intensivo, y a lo largo del día de hoy será trasladado a planta tras haber permanecido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) desde su ingreso en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla.

Según el último parte médico emitido por el centro hospitalario, Ortega Cano se encuentra "consciente y colaborador, con nivel de relación normal, estable con respiración espontánea, decanulado y con buena función respiratoria, con alimentación oral, sin vía venosa y febril".

José Ortega Cano fue sometido hace un par de semanas a una traqueotomía y operado de uno de sus tobillos, lesión que se produjo a consecuencia del accidente. Ayer le fue retirada la traqueotomía y ha empezado a pronunciar sus primeras palabras. Sus familiares ya han podido escuchar la voz del diestro y se muestran muy positivos ante su mejoría. Los médicos afirman que el diestro está respondiendo al tratamiento según lo esperado.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 22,40 horas del sábado 28 de mayo, cuando el vehículo del ganadero colisionó frontalmente con otro en el kilómetro 28 de la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en concreto, a la altura de la urbanización La Colina. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, Carlos Parra, de 48 años de edad.

Más sobre

Regístrate para comentar