Carla Goyanes se relaja en Ibiza con su hermana Caritina un mes antes de dar el 'sí quiero'

Carla Goyanes está casi en capilla. Queda poco más de un mes para su boda con Jorge Benguria, será el 16 de julio en Marbella, un enlace del que ya se saben algunos detalles, desvelados por la propia novia en los últimos meses. Vestirá dos trajes, firmados ambos por Rosa Clará, uno para la ceremonia religiosa y otro para el banquete y tras dar el “sí quiero” se trasladará a Miami donde comenzará una nueva vida con su marido. Así de contenta se confesaba a mediados de mayo durante su despedida de solteros conjunta. “Estoy muy ilusionada de irme a vivir a Miami y de empezar de cero una nueva vida juntos” dijo.


Carla y Caritina GoyanesVER GALERÍA


Ahora aprovecha el tiempo al máximo para ultimar los preparativos de su gran día, para lo que cuenta con la inestimable ayuda de su madre y hermana. Precisamente con esta última ha hecho una escapada a Ibiza, sin duda para relajarse de tanto ajetreo y quizá para tomar un poco el sol para estar aún más guapa en ese día tan especial. Las hermanas pasearon por la isla pitiusa con ropa muy cómoda y veraniega y aprovecharon para hacer algunas compras, a juzgar por las bolsas que Caritina llevaba en la mano. Después se sentaron en una terraza para tomar algo y descansar acompañadas de algunos amigos.

La pareja tuvo que acudir al registro a principios de mayo para casarse por lo civil puesto que, para irse a Miami, tenían que arreglar el permiso de residencia de Carla. Una simple cuestión administrativa para conseguir el visado tal y como comentó la propia novia. “Es un mero trámite y no queremos darle mayor importancia. Nuestra boda será en julio”. Tras el esperado día, Carla, que está encantada con su sobrino Pedro, aseguró que no tardarán mucho en ampliar la familia. “Espero ser madre pronto, pero eso no se puede planear. Esperamos que los hijos no tarden en llegar” confesó Carla.

Más sobre: