La boda de ensueño de Irene Villa

La periodista dio el 'sí, quiero' al que ha sido su compañero de viaje en estos últimos años, Juan Pablo Lauro, en la Iglesia de San Francisco el Grande de Madrid

Dicen los cuentos de hadas que cuando la protagonista de la historia encuentra a su príncipe azul toda se vuelve de color de rosa y las cosas empiezan a cobrar sentido. Pues bien, esto es sin duda lo que debió pensar Irene Villa cuando conoció al que finalmente se ha convertido en su marido, Juan Pablo. Y es que a pesar de que hace casi dos décadas un terrible atentado dio un giro radical a su vida, ahora Irene se ha convertido en una mujer fuerte y llena de vitalidad que no puede ocultar la felicidad que siente en el que sin duda es uno de sus momentos más dulces.

Irene y Juan Pablo han vivido uno de los días más especiales de sus vidasVER GALERÍA


La periodista nunca olvidará el día en el que dio el 'sí, quiero', ya que además de despedirse de su vida de soltera lo ha hecho en una fecha muy importante para ella. "Va a ser muy bonito y muy especial, porque la boda será el mismo día que el cumpleaños de mi madre", confesaba Irene en las páginas de la revista ¡HOLA! cuando anunció su compromiso con Juan Pablo.

Aunque la lluvia intentó estropear el día, finalmente Irene y Juan Pablo pudieron disfrutar en todo su esplendor de uno de los días más especiales de sus vidas. La novia eligió para uno de los días más importantes de su vida un precioso vestido de Innovias de color marfil, en seda y organza con aplicaciones de pétalos y flores, que completó con unos pendientes Navette y un brazalete Deco, ambos realizados en rodio y cristal Swarovski de Olivier Weber. Irene, que estaba radiante, llegó a la Iglesia de San Francisco el Grande de Madrid en un Buick descapotable del año 1963 y entró al templo del brazo de su padre, que no podía dejar de mirar emocionado a su hija.

En el altar la esperaba su futuro marido. Un nervioso Juan Pablo al que le parecía que los minutos pasaban demasiado lentos y deseaba que comenzara la ceremonia que coofició un sacerdote amigo de la familia, el Padre Felipe, junto al Padre Ángel. Ya convertidos en marido y mujer y al grito de "¡Vivan los novios!", la pareja fue recibida con flores, arroz y aplausos de algunos de los 170 invitados que quisieron acompañarles en este día tan especial. Entre ellos se encontraban la periodista Nieves Herrero, el ex Defensor del Menor, Javier Urra, Marina Castaño o la actriz Isabel Aboy, conocida por su papel en la mítica serie Médico de Familia.

Nieves Herrero y Marina Castaño fueron algunas de las invitadas al enlaceVER GALERÍA


La pareja se conoció hace más dos años en la Fundación También, cuyo fin es "la integración social de personas que tengan algún tipo de discapacidad física, psíquica y/o sensorial, mediante el fomento de actividades deportivas adaptadas, de ocio y de tiempo libre". Desde entonces, no se han separado ni un sólo momento y han vivido juntos muchos triunfos profesionales, como el éxito de ventas que ha tenido el último libro de la periodista, Saber que se puede, en el que cuenta sin tapujos todo el viaje de superación personal que ha vivido durante los últimos años, una dura operación y su éxito en el deporte paralímpico. Sin duda, todo un ejemplo a seguir que demuestra que con esfuerzo y, sobre todo, con mucha ilusión cualquier sueño se puede alcanzar.

Más sobre

Regístrate para comentar