María José Campanario vuelve a derrumbarse en la presentación de una nueva prueba en el juicio de la ‘Operación Karlos’

Durante todas las sesiones a las que ha tenido que acudir, la esposa de Jesulín de Ubrique ha estado acompañada por el diestro, que no se ha separado de ella en estos difíciles momentos

Los momentos más duros y difíciles en la vida de María José Campanario han tenido lugar durante las diferentes sesiones en el juicio de la ‘Operación Karlos’, donde ella y su madre están imputadas por un fraude a la Seguridad Social para obtener una pensión de invalidez para Remedios Torres, la madre de María José.


María José Campanario, acompañada por Jesulín de Ubrique, y su madre acudieron nuevamente este jueves a la Sala número 3 de la Audiencia Provincial de Cádiz, donde se celebra el juicio de la ‘Operación Karlos’VER GALERÍA


Aunque durante su comparecencia hace unas semanas en el banquillo y en sus declaraciones ante el juez de la Sala número 3 de la Audiencia Provincial de Cádiz, Manuel Grosso, se mostró segura y con mucha tranquilidad, no pudo evitar, en un momento de las preguntas de su abogado, Francisco Baena Bocanegra, venirse abajo y romper a llorar cuando éste le cuestionó si se había sentido engañada, a lo que la esposa de Jesulín de Ubrique respondió: “Me he sentido engañada, humillada, estafada, juzgada y condenada. Han sido los cinco peores años de mi vida”.

Pero este jueves, la mujer del torero tenía que estar pendiente de que el juez la llamara para presentar las pruebas periciales por parte de su abogado defensor. María José llego pasadas las once y media de la mañana, y lo hizo nuevamente acompañada por su marido, gran apoyo en estos momentos para ella, y por su madre.

Con menos curiosos a las puertas de los juzgados que en sesiones anteriores, María José llegó con rostro serio e igual de preocupada y no pudo evitar romper a llorar cuando los médicos explicaron al juez las dolencias y patologías que tenía su madre. Fue en ese momento cuando Campanario se derrumbó y se emocionó, siendo consolada por su madre, que intentó tranquilizarla. Jesulín no se ha separado de su mujer y en los peores momentos ha estado con ella apoyándola, dándole mucha fuerza y mostrándole todo el cariño que el torero siempre ha manifestado sentir por su esposa.


María José no pudo evitar romper a llorar cuando los médicos explicaron al juez las dolencias y patologías que tenía su madreVER GALERÍA


Durante la sesión de la presentación de las pruebas periciales, los peritos no se han puesto de acuerdo. Los dos que presentó el abogado de la defensa de Remedios Torres y la perito propuesta por la Fiscalía discreparon sobre la patología de la madre de María José Campanario. Los tres han coincidido en que tiene dolencias, pero han discrepado en la gravedad de ellas.

Presentaron un informe médico de base común, pero de interpretaciones muy diferentes. Según los expertos de la defensa, Remedios “tiene serias dificultades para llevar una vida normal y hacer actividades cotidianas como peinarse, aguantar el peso de la compra, coger una jarra de agua o limpiar”. Esta opinión no fue compartida por la experta de la Fiscalía, quien opina que “puede llevar una vida acorde con su edad ya que se le recomienda que ande y a menudo viaja desde Castellón a Ubrique”.

El fiscal se interesó por la ausencia de tratamientos médicos desde 1994 hasta el año 2006, ausencia que le ha “extrañado porque, si hablamos de una enfermedad degenerativa, la asistencia debería haber aumentado”. Esta cuestión la hizo el fiscal cuando hasta tres médicos (uno por parte de Fiscalía y dos propuestos por la defensa de Remedios Torres) declararon para evaluar la enfermedad de la madre de María José.


Ahora ya sólo queda esperar que se terminen el resto de pruebas y que el juez dicte sentencia, lo que tardará al menos un par de mesesVER GALERÍA


Ahora ya sólo queda esperar que se terminen el resto de pruebas y que el juez dicte sentencia, lo que tardará al menos un par de meses. Entonces podremos saber si la mujer del diestro y su madre son culpables o inocentes.

Más sobre