La familia de José Ortega Cano, esperanzada, el ex diestro empieza a responder a los estímulos

Francisco Ortega Cano: 'Le decimos que nos apriete la mano e intenta hacer fuerza. Sabíamos que hoy era un día muy importante y lo ha sido'

Hoy viernes es un día importante en la recuperación de José Ortega Cano porque “empiezan a rebajarle la sedación” y “está respondiendo a los estímulos”. Así nos lo ha contado Francisco, el sobrino de Ortega Cano tras la visita que los médicos han hecho al torero, como cada mañana desde que ingresó en el hospital Virgen Macarena de Sevilla. Si evoluciona bien tras rebajarle la sedación, los médicos podrían intervenirle el martes del tobillo. Así empezaba el día en el hospital Virgen Macarena de Sevilla y los mejores pronósticos se han cumplido. A última hora de la tarde, Francisco confirmaba: "Le hablamos, le decimos que nos apriete la mano e intenta hacer fuerza. Nosotros sabíamos que hoy era un día muy importante y lo ha sido". Al ex torero le han preguntado si reconocía a quién le hablaba y ha afirmado con la cabeza.

También han tenido palabras para la familia de la persona fallecida en este trágico accidente: “Nos gustaría ayudar a la familia lo máximo posible”. Respecto a ir a visitarles, el sobrino del torero asegura que por el momento no lo harán: “No tengo valor para ver a esa familia. ¿Qué les digo yo? Qué se puede hacer y qué les puedo contar si no le puedo devolver la vida”.

La familia continúa al lado del torero y ya se han trasladado a la finca Yerbabuena, donde Francisco dice que José Fernando está haciendo de perfecto anfitrión y que está teniendo un comportamiento muy maduro en estos momentos en los que su padre está grave: “Viene todos los días el primero y se va el último. Tiene una gran entereza. Está muy al lado de su padre, participa en las conversaciones de los médicos… Está teniendo un comportamiento ejemplar”. También cuenta que José Fernando dice que en cuento su padre salga va a estar a su lado, ayudándole y dándole todo el apoyo que quiera. Gloria Camila, por su parte, lleva yendo dos días al colegio, aunque no para de llamar para preguntar cómo está su padre. Rocío Carrasco, por su parte, ha tenido que regresar a Madrid si bien ha estado en permanente contacto con los hermanos del ex torero y le han informado de la evolución positiva de hoy.

El sobrino de José Ortega Cano, Francisco, volvió a comparecer en la tarde del jueves, como hace cada día al menos en dos ocasiones, a las puertas del hospital donde permanece ingresado el torero. Francisco aseguró que su estado “seguía siendo el mismo”, pero que ya le habían “bajado la sedación”. “Está inconsciente pero tiene los ojos abiertos. Los médicos dicen que es un primer paso para empezar a trabajar. Hemos llegado al quinto día desde que le intervinieron y es un gran paso. Llegar a este punto es un factor muy positivo. Le han bajado la sedación para empezar a ver qué reacción va teniendo su cuerpo, está intubado pero es una forma de ver cómo reacciona”.

Una noticia que por supuesto ha supuesto una alegría para la familia: “Ahora estamos más esperanzados. Que hayan pasado dos o tres días de estabilidad es positivo”. Han sido muchos los comentarios que en los últimos días se han hecho sobre las circunstancias del fatal accidente, un tema sobre el que Francisco añadió que ya tienen los primeros datos (se los dio el abogado del diestro que está siguiendo el caso). “Lo que nos ha llegado del atestado inicial del accidente es que hicieron las pruebas de alcoholemia y no hay alcoholemia. La velocidad a la que circulaba eran 70 km/h, no hay más”.

A primera hora de la mañana del jueves, los médicos del hospital Virgen Macarena de Sevilla emitieron el, hasta ahora, último parte médico sobre el estado de salud de José Ortega Cano, que está en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el que se decía que seguía “sedoanalgesiado” y persistía su “necesidad de ventilación mecánica, sin otros signos de disfunción ni nuevas complicaciones”. Su situación era por tanto similar a la de días anteriores y continuaba estable dentro de la gravedad.

Más sobre: