Pippa Middleton se 'escapa' a París para ver jugar a Nadal

La hermana de la duquesa de Cambridge aplaudió al español desde las gradas del torneo Roland Garros

Expectación a su paso es sin duda lo que levanta Pippa Middleton en cada una de sus apariciones. Sus gustos, sus estilismos, su modo de comportarse, todo en ella se ha convertido en tendencia a imitar, sobre todo desde que en la boda de su hermana Catherine con el príncipe Guillermo de Inglaterra miles de miradas se fijaran, tal vez por primera vez, en ella. Se ha convertido en una de las chicas de moda y por eso poco a poco se va desvelando qué tipo de ropa le gusta o cómo prefiere pasar el tiempo libre.

Pippa MiddletonVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Que España le atrae es algo que ha quedado claro en varios detalles como la elección de prendas de la firma Zara, se han convertido en sus básicos, o la visita que hizo a Madrid con un grupo de amigos a mediados del mes de mayo. A esta lista se suma ahora el nombre de Rafael Nadal, el tenista número uno del mundo, que estos días trata, no sin esfuerzo, de seguir escalando posiciones en el torneo Roland Garros. Hasta París viajó Pippa Middleton para sentarse en las gradas y aplaudir al español, que venció a Ivan Ljubicic y pasó a cuartos de final. 

Pippa MiddletonVER GALERÍA


Una camiseta negra con escote en uve y una falda negra y blanca estampada con lunares y de cintura alta, combinado todo con unas sandalias similares a las que lució su hermana el día después de su boda, pero en blanco, y un bolso de piel marrón fue el conjunto elegido. Durante el encuentro, confidencias con sus compañeros de asiento, bromas y por supuesto aplausos al buen juego del español. Su hermana Catherine es también al parecer una aficionada a este deporte y se dice que podría entregar los premios del torneo de Wimbledon este verano.

Y tras una tarde de buen tenis nada mejor que una cena en uno de los restaurantes de la ciudad para probar las delicias de la gastronomía francesa. En esta ocasión, camiseta blanca con una minifalda roja estampada y una chaqueta negra fueron suficientes para hacer que Pippa brillara.

Más sobre: