El último parte médico de Ortega Cano dice que se encuentra 'estable dentro de la gravedad'

Su familia ha llegado esta mañana al centro hospitalario para conocer su estado de salud y confiesan que están 'muy preocupados' porque 'se debate entre la vida y la muerte'

La familia de José Ortega Cano ha llegado a primera hora de la mañana al Hospital Virgen Macarena de Sevilla para conocer cómo ha pasado la noche el ex diestro, que permanece en la UCI tras haber sido operado por segunda vez el domingo, a causa del grave accidente de coche que sufrió el sábado, en el que perdió vida una persona. Con preocupación en sus rostros y pasadas las 10:00 de la mañana han llegado Rocío Carrasco con Fidel Albiac y minutos más tarde el hijo del ex torero, José Fernando.

Alrededor de las 11:00 de la mañana, la familia ha hecho público el último parte médico, firmado por el equipo médico de urgencias de la UVI de dicho hospital: "El paciente se encuentra seroanalgesiado conectado a ventilación mecánica y hemodinámicamente estable dentro de la gravedad". Francisco, hermano de Ortega, el hijo de este, Paco, y Aniceto, marido de su hermana Mari Carmen, contaban la última hora a las puertas del centro hospitalario: “Se encuentra muy mal, la gravedad está ahí, de momento hoy no le tienen que intervenir ni mucho menos. Está mejor dentro de la gravedad, algunos síntomas están siendo favorables, el riñón está funcionando bien, la oxigenación va mejor y el sangrado ha remitido”.

Aunque se encuentra estable dentro de la gravedad, la familia está muy preocupada por su estado de salud: “No está fuera de peligro, el peligro sigue siendo el mismo y está ahí. Hoy es el día clave si hoy va evolucionando, vamos ganando horas. Esto es una desgracia muy grande para toda la familia, estamos muy tristes por la persona fallecida, a cuya familia hemos enviado un telegrama”.

En cuanto vayan teniendo noticias sobre su evolución, aseguran que irán informado: “Hemos decidido bajar cada vez que haya un parte médico para que no haya especulaciones, está sedado pero con respiración asistida. Hay que esperar a ver como va respondiendo su cuerpo. Evoluciona favorable dentro de lo que cabe, por la noche ha tenido un poco de fiebre. Ayer su vida estaba pendiente de un hilo y tenemos que tener mucha fe y paciencia". 

El torero ya ha sido intervenido dos veces desde su ingreso, la última de ellas ayer domingo, y duró aproximadamente seis horas y media, en las cuales los médicos pudieron resolver un punto sangrante de colon y fijaron la fractura múltiple de fémur que presentaba el paciente, que permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).  La familia está muy preocupada y alrededor de José, esperando que mejore y salga adelante. Su hermana Mari Carmen declaraba hoy a su llegada el centro hospitalario que en estos momentos su hermano se está "debatiendo entre la vida y la muerte" y que están “muy preocupados”. 

Las últimas declaraciones sobre el ex torero, las ha hecho su amigo, el doctor Ramón Vila, que se encuentra al lado de la familia en estos difíciles momentos: “José va para adelante. La hemorragia está parada y en estos momentos se tema por complicaciones que puedan surgir más adelante. Los médicos están más optimistas en cuanto pasan las horas”.

Por su parte, la Guardia Civil está ultimando el atestado policial del accidente de tráfico de Ortega Cano, cuyo vehículo chocó frontalmente contra otro presuntamente, y según las primeras investigaciones, por una velocidad inadecuada. Así lo han señalado a Efe fuentes de la investigación del siniestro, en el que trabaja la Guardia Civil desde el primer momento en el que se desplazó al lugar de los hechos, la carretera A-8002 a la altura de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla). Según una primera evaluación de los agentes que recogieron los datos generales del siniestro en el denominado formulario arena, la causa del accidente fue una velocidad inadecuada. El coche del diestro, un Mercedes todoterreno, invadió el carril contrario y colisionó de frente con otro vehículo, un Seat Altea, cuyo conductor murió en el acto. El impacto fue tan violento que sacó el motor del segundo coche, con el que chocó un tercer vehículo, una furgoneta Citroen C-15.

Más sobre: