El primer ministro británico, David Cameron, y su mujer, Samantha, disfrutan de una semana de vacaciones en Ibiza

El matrimonio, acompañado de sus tres hijos, pasa unos días de relax en la isla pitiusa

Se trata de la segunda visita que el matrimonio compuesto por el primero ministro británico, David Cameron, y su mujer, Samantha, hacen a España en los dos últimos meses. El pasado mes de abril, el líder del Partido Conservador británico escogió Granada como destino para celebrar el cumpleaños de su mujer y aprovecharon su viaje para visitar diferentes lugares de esta preciosa ciudad.

David Cameron y su mujer Samantha pasean por Santa Gertrudis, IbizaVER GALERÍA

De la misma manera, y aprovechando el buen tiempo, esta mañana se les ha podido ver paseando solos por las calles de Santa Gertrudis, un municipio del centro de Ibiza que es, desde hace años, destino favorito de numerosos turistas británicos y alemanes. Cogidos de la mano y sonrientes, el primer ministro y su esposa han podido ser fotografiados mientras recorrían una pequeña callejuela de este pueblo de casas blancas, una postal típica de la isla.

Samantha Cameron llegó el viernes a la isla con su hija Florence, nacida el pasado mes de agosto, mientras que su marido lo hizo el sábado con sus hijos mayores, Nancy, de 7 años, y Arthur, de 5 años. Y Aunque en un principio se informó de que el mandatario llegó a Ibiza desde París, tras asistir a la cumbre del G-8 que se ha celebrado esta semana en Francia, el líder del Partido Conservador británico voló ayer a la isla balear desde el aeropuerto inglés de Stansted. Y como viene siendo habitual en sus desplazamientos privados, el primer ministro hizo el viaje en un vuelo regular de la compañía de billetes 'low-cost' EasyJet.

David Cameron y su mujer Samantha paseando por las calles de Santa Gertrudis, IbizaVER GALERÍA

La presencia del matrimonio Cameron ha llamado la atención entre los residentes de la isla, que los han reconocido, aunque en un principio la llegada ayer sábado del premier británico al aeropuerto ibicenco fue confundida por los empleados de la terminal aeroportuaria al creer que se trataba de una autoridad que llegaba para seguir el incendio que afecta al noreste de la isla.

Precisamente Ibiza vive estos días uno de los peores incendios forestales de toda su historia, con un fuego que se inició el pasado miércoles en la Serra de Morna, en San Joan de Labritja, en el que trabajan desde entonces numerosos equipos contraincendios. La zona afectada está cerca de la localidad por la que esta mañana ha paseado el matrimonio Cameron.

Más sobre: