Eugenia Santana se recupera en casa tras haber permanecido hospitalizada dos semanas por una grave infección de riñón

La modelo y Miss España 1992 ha estado ingresada en el madrileño centro de La Paz, pero su evolución ya es favorable

Ha pasado, sin duda, los días más terribles de su vida desde que una grave infección de riñón la llevara de cabeza al hospital. La que fuera reina de la belleza española en 1992 y exitosa presentadora durante una década, Eugenia Santana, ha permanecido quince días ingresada en la madrileña clínica de La Paz desde que unas fiebres repentinas le hicieron sentirse mal. Eran sólo la punta del iceberg de un problema del que, hoy, por fin, empieza a salir.

Eugenia regresaba de Venezuela el pasado 4 de mayo con su marido, José Faría, tras haber pasado unos felices días de vacaciones con la familia de éste, natural del país sudamericano. El día antes de partir hacia España, la guapa canaria comenzó a sentirse mal. En el avión de vuelta, su malestar se incrementó hasta el punto de alcanzar una fiebre que rondaba los 42 grados y que no había manera de bajar. Ya en Madrid, la altísima fiebre continuaba, lo que le hizo trasladarse de urgencias al hospital.

Fue en el madrileño centro de La Paz donde de inmediato le diagnosticaron una grave infección de riñón que no había dado la cara hasta el último momento. Eugenia quedó ingresada y en los días posteriores, lejos de remitir, la infección se incrementó. “Pasó cinco días terribles, porque la infección no remitía de ninguna manera. Se le tuvieron que realizar nuevos análisis y pruebas para cambiar la medicación. Fue bastante preocupante. Durante diez días estuvo sin ganas de hablar con nadie y muy asustada”, asegura ya aliviado su representante. Ante la imposibilidad de acabar con la infección, se llegó a barajar incluso la posibilidad de extirparle el riñón afectado para atajar el problema.

Las pruebas médicas dieron un diagnóstico inesperado. Además de la infección, la ex Miss España tenía una malformación congénita en el riñón que no había sido detectada hasta el momento. La preocupación se extremó. Su marido no se ha separado de ella en ningún momento, al igual que su hermano, que nada más conocer el problema de Eugenia viajó desde Canarias para estar a su lado.

Afortunadamente, hace unos días la infección empezó a controlarse y, finalmente, el pasado 17 de mayo recibió el alta médica. “Cuando remita la infección, tendrán que hacerle pruebas para estudiar la malformación”, afirma su representante. La modelo ya se recupera satisfactoriamente en casa. Parece que lo peor ha pasado.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más