Mercedes Peralta y Juan Arena celebran una boda con sabor andaluz

Mercedes Peralta, hija del rejoneador Rafael Peralta Pineda y Mercedes Revuelta Fernández, y Juan Arena se dieron el “sí quiero” en la Iglesia de Nuestra Señora de Granada en el municipio de Puebla del Río (Sevilla), el mismo lugar donde se casaron en su día, su hermana Rocío y Cayetano García Soriano. El novio llegó al templo vestido de chaqué, de la fima Man, y del brazo de su madre Pilar Lladó, que lució un vestido largo con el cuerpo drapeado y manga francesa en color rojo, combinado con mantilla de encaje negro sujeta con una peineta con historia (perteneció a la reina María Cristina de Borbón). 

><img alt=VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS


La novia llegó algunos unos minutos más tarde de la hora prevista, en un coche de caballos desvelando el secreto mejor guardado de toda boda, el vestido. Igual que hicieron sus hermanas confió en el diseñador Roberto Diz, que confeccionó para ella un traje con noventa y siete metros de tul de seda natural con cuerpo camisero y falda de varias capas. Estaba adornado con un original cinturón de metal y cristal con motivos florales realizado por el mismo diseñador y la falda del vestido bordada en degradé con libélulas de cristal.

Terminada la ceremonia, los novios salieron de la iglesia precedidos por un cortejo de damitas de honor, todas sobrinas del novio, con vestidos de flamenca cortos. Los dos únicos niños que también formaron parte del cortejo llevaron el típico traje corto con sombrero de ala ancha. En un coche de caballos se trasladaron al rancho El Rocío, propiedad de los padres de la novia, que estaba decorado con casetas como si de la feria de abril se tratara. Allí los cerca de 500 invitados que asistieron al evento brindaron por la felicidad de los ya esposos y pasaron un rato agradable con las ocurrencias de los contrayentes.

><img alt=VER GALERÍA


En cada una de las casetas se pusieron diferentes platos, incluso había una dedicada únicamente al chocolate. Además en otra había diferentes paneles con un caballito, una silla, un mantón y una guitarra, donde los invitados podían inmortalizar el momento. Como los novios son de Sevilla y Madrid, se habilitó una pequeña caseta con un simpático photocall, en el que los asistentes podían hacerse una foto cambiando su aspecto por la de un chulapo o chulapa o vestidos de flamenca o el traje corto andaluz.

Entre los invitados a la boda se encontraba el empresario Pedro Trapote, junto a su mujer Begoña García Vaquero, con un espectacular vestido en crêpe de seda, de tirantes con un pronunciado escote, firmado por Ungaro. Jaime Ostos y su mujer Mari Ángeles Grajal, la ex Miss España, María Jesús Ruíz, el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara y su esposa Consuelo, y el ex alcalde Madrid, José María Álvarez del Manzano junto a su mujer Eulalia Miró.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más