Olfo Bosé y Katerina Strygina se casan en Altea

El gran ausente de la ceremonia ha sido el tío del novio, Miguel Bosé

Olfo Bosé y Katerina Strygina ya son marido y mujer. Ayer jueves, al atardecer, se dieron el “sí quiero” en Altea, en una ceremonia civil al aire libre. Los novios han elegido esta localidad alicantina, además de sus espectaculares vistas, porque es donde la modelo rusa, de 19 años, vivía desde que llegó a España y se ha convertido en lugar muy especial para ella.

Como en todas las bodas, uno de los secretos mejor guardados era el vestido de la novia, aunque en esta ocasión ella ha dio algunas pistas de como era en las páginas de la revista ¡HOLA! Era un diseño de Rosa Clará “clásico, elegante y de estilo años 40”, con el que dice sentirse muy guapa y cómoda.

Casi cuatrocientos invitados fueron testigos del enlace, entre ellos Bimba Bosé, que se encuentra en la recta final de su embarazo, Lucía Bosé y Lucía Dominguín. El gran ausente fue Miguel Bosé, quien se ha convertido en padre recientemente de dos niños, Diego y Tadeo.  

Hace unas semanas Katerina aseguraba que no estaba nerviosa, pero que según se acercara el gran día seguro que lo estaba. La modelo dice que después de este tiempo de noviazgo ya se siente una más de la familia Bosé: “Es un honor para mí, una maravilla que me hayan acogido así, y eso que Olfo dice que me lo he tenido que trabajar, en el sentido de que soy muy tímida… y rusa. Con quien me llevo fenomenal es con Lucía, la abuela. Ella es el núcleo, la fuerza de la familia. Me trata como a una nieta más”.

La pareja se conoció hace cuatro años y Olfo, de 30 años, asegura que en cuanto la vio surgió el flechazo: “Conocí a Katerina cuando ella tenía 15 años. La vi desfilar y me quedé sin habla, sin respiración. No paré hasta conocerla, porque sentí que era la mujer de mi vida”. Cuatro años después, Katerina y Olfo van a dar el gran paso en su relación.

Más sobre: