Fabiola Martínez: 'Bertín está nervioso y muy contento por la boda de su hija Eugenia'

La segunda hija del cantante se casa este sábado en Jerez de la Frontera, Cádiz, en el mismo lugar en el que contrajeron matrimonio sus padres y su hermana Alejandra

Faltan muy pocos días para la boda de Eugenia, la segunda hija de Bertín Osborne, y la mujer del cantante, Fabiola Martínez, ha contado cómo está viviendo la familia estos días previos al enlace, durante la entrega de los premios del concurso literario La ilusión de ser mamá, que se ha celebrado en Madrid: “Bertín está nervioso y muy contento porque además, la relación que tiene con su hija es muy especial”. Él será el padrino y la boda será el próximo sábado, 16 de abril, en Jerez de la Frontera, Cádiz, en el mismo sitio en el que se casaron padres de Eugenia y su hermana Alejandra.

 

Fabiola Martínez VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA AMPLIACIÓN



Fabiola confiesa que todos están expectantes por que llegue ya el gran día y todo está listo: “Eugenia se lo está currando mucho y sus hermanas la están ayudando. Es ya mismo. Yo ya tengo el vestido, los zapatos, el bolso…”. Una de las incógnitas de esta celebración será el vestido de la novia, que no sólo es un secreto para el novio y los invitados, sino también para su familia: “Es una sorpresa para todos. No lo hemos visto y cada vez que sacamos el tema ella lo evade”, cuenta la mujer de Bertín. Lo que sí ha adelantado Fabiola es que su hijo Carlos será uno de los pajes de la ceremonia.

Dicen que de una boda siempre sale otra, y en este caso parece que antes del “sí, quiero”, ya se podría estar planeando. “Bertín y yo estamos pensando en volver a casarnos otra vez. Hay muchas cosas que me perdí de mi boda, entre ellas, no tengo ningún vídeo y las únicas fotos que tengo son las que se publicaron en las revistas”, dice Fabiola. Desde hace unos meses la pareja se ha instalado a Madrid y ella dice que están muy bien, aunque echan de menos el campo y por eso cada vez que pueden se escapan a Sevilla, algo que asegura que cambiará cuando sus dos hijos, Kike y Carlos, empiecen el colegio.



Más sobre: