Ana Boyer, Naty Abascal, Cari Lapique, Nuria González... disfrutan de una tarde de toros en Guadalajara

Morante de la Puebla, José María Manzanares y Cayetano formaban el cartel del festejo de primavera de la plaza de Brihuega

La plaza de toros de Brihuega, en Guadalajara, albergó ayer su tradicional corrida de primavera con un cartel que atrajo a muchos aficionados: Morante de la Puebla, José María Manzanares y Cayetano, acompañados por un veraniego día, amenizaron la tarde al público que llenó las localidades.

 

Cari Lapique, Naty Abascal y Nuria González VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES Y MÁS FOTOGRAFÍAS



Sentadas en la barrera pudimos ver a Naty Abascal, Cari Lapique y Nuria González, tres grandes amigas que llegaron juntas y estuvieron comentando las faenas de los diestros. A su llegada Cari dijo que estaba inmersa en los preparativos de la boda de su hija Carla, que pasará por el altar el próximo 16 de julio en Marbella, y para que todo salga a la perfección, cuenta con los consejos de toda una experta en bodas, Naty Abascal.

También en la barrera estaba Ana Boyer. Muy sonriente y rodeada de amigas, la menor de las hijas de Isabel Preysler disfrutó de una tarde taurina viendo entre otros a Cayetano, que en los últimos años se ha convertido en una gran amigo de su familia y juntos han compartido mesa en muchas ocasiones, la última de ellas en la fiesta solidaria a beneficio de la fundación ANAR, la cena de las “mil y una mesas”. El año pasado la vimos en esta misma plaza, pero acompañada por Diego Osorio, su ex pareja, con quien terminó su relación el pasado mes de octubre. Un año después su situación ha cambiado, pero eso no ha hecho que Ana pierda la sonrisa.

 

Ana BoyerVER GALERÍA



Tampoco quisieron faltar a la cita, una de las primeras del calendario taurino de esta temporada, Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal, José María Cano, el embajador de Francia Bruno Delaye, Dolores de Cospedal y Nati Mistral, entre otros. El triunfador de la tarde fue Morante de la Puebla, que cortó dos orejas al cuarto de la tarde, mientras que Manzanares se llevó un trofeo por su faena con el segundo de su lote y Cayetano se fue de manos vacías porque la suerte no jugó de su parte.

Más sobre: