Amador Mohedano, horas antes de la boda de su hija: 'Rosario está muy feliz y no deja de emocionarse'

A las puertas de la finca Yerbabuena, donde hoy, viernes 8 de abril, a las 18:00 de la tarde se casa su hija, Rosario, Amador Mohedano ha contado a El programa de Ana Rosa cómo está viviendo su familia los momentos previos a la boda: “Para nosotros es un día muy importante. Estamos toda la familia y lloramos cada dos por tres”. Con los nervios previos a la ceremonia, declaró que está “muy contento” y también bromeó diciendo: “Como dirían el en sur: ‘por fin la caso’”. Y de la novia, que decía hace unos días que estaba nerviosa, cuenta que 'está muy feliz y no deja de emocionarse’ 

El padre de la novia, y padrino en la ceremonia también ha contado cómo va a ir vestido: “Iré tipo Al Capone, muy guapetón”. Dice que antes de la boda él se cambiará con Andrés, con quien asegura que tiene una relación excelente, en una parte de la finca y Rosario con su madre, Rosa, en otro, y que no se verán hasta que tengan que entrar en la ermita. No ha desvelado ningún detalle de cómo es el vestido de su hija, porque asegura que todavía no la ha visto vestida de blanco, aunque la diseñadora del traje ha adelantado que “está impresionante” y que “llevará dos vestidos”.

La familia llegó anoche a Yerbabuena, entre ellos los hijos de José Ortega Cano, quien dicen que ha estado muy volcado con los preparativos de la boda para que todo esté a la perfección en su finca: "José está volcado. Habría que verlo, ha traído dos camiones con flores, está todo con un colorido precioso. No para de hacer cosas y todo le parece poco". Tampoco han faltado Rocío Carrasco, que se emocionó al volver a entran en la finca, y su novio Fidel Albiac. Aunque si hay alguien que está al frente de todo es Gloria Mohedano, que quien su hermano dice que “es al jefa porque tiene el terreno dominado, después de haber colaborado en la boda de Rocío Jurado y de Rocío Carrasco”. Amador ha contado que una de las anécdotas del día ha sido que “Fidel ya estaba con la guitarra por la mañana despertando a todo el mundo”.

Los alrededor de 420 invitados llegarán esta tarde a la finca y después del enlace disfrutarán de una cena en la que uno de los platos será carne argentina, que Amador dice que han encargado a través de la novia de su hijo, Fernando, que es de Argentina.

Más sobre

Regístrate para comentar