Sasha y Malia Obama acompañan a sus padres al trabajo

La hijas del presidente de Estados Unidos le han acompañado a él y a la primera dama en su visita oficial a Brasil

Sudamérica está lleno de contrastes y de color y por eso, Michelle Obama y sus hijas, Malia y Sasha, han querido acompañar a Barack Obama en su visita oficial por el sur del continente. Sin duda, todo un privilegio para las pequeñas de la casa, que además de conocer varios países, pueden acompañar a su padre al trabajo. Su primera parada ha sido Brasilia, capital de Brasil, donde fue recibido por la presidenta, Dilma Rousseff, que ejerció de perfecta anfitriona del presidente y su familia. Primero se reunieron a hablar de asuntos políticos y económicos y más tarde ofrecieron una rueda de prensa y disfrutaron de un almuerzo.

 

VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES Y MÁS FOTOGRAFÍAS



Su siguiente destino ha sido Río de Janeiro, donde visitaron la favela Cidade de Deus, donde la familia al completo asistió a una exhibición de samba, maracatú, funk y capoeira. No pudieron evitar contagiarse por el ritmo y pudimos ver a Obama moviendo la cabeza al ritmo de los tambores y después dando unos toques de balón con unos niños que estaban jugando al fútbol. También pasearon por las calles saludando a los vecinos de esta favela, eso sí, siempre bajo un estricto control de seguridad, y más tarde fueron al Teatro Municipal de la ciudad donde ofreció un discurso al pueblo en el que exaltó a Brasil como un modelo económico y democrático: “Brasil es un país que muestra que una dictadura puede convertirse en una democracia pujante, un país que prueba que la democracia siembra tanto la libertad como oportunidades para su pueblo”.

 

VER GALERÍA



No podían terminar esta visita oficial de dos días a Brasil sin visitar el emblemático Cristo Redentor del cerro del Corcovado, una de las nuevas maravillas del mundo moderno. El mandatario, la Primera Dama y sus hijas subieron hasta los pies de la estatua de 38 metros de altura, que a esa hora estaba desierta y cubierta por la niebla y después de algunos minutos en el lugar regresaron al hotel en el que están alojados, en el barrio de Copacabana. Tenían previsto realizar esta visita durante el día, pero Obama tuvo que reunirse con sus asesores para ver cómo se llevaba a cabo la operación militar para imponer una zona de exclusión aérea que proteja a los civiles libios de los ataques del régimen de Muamar el Gadafi. Hoy la familia Obama comienza su visita a Chile y después tienen previsto visitar El Salavdor antes de regresar a casa.

 

VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar