Esperanza Aguirre retoma 'encantada' su agenda política 13 días después de ser operada: 'Me encuentro bien, gracias a Dios'

Su primer acto público ha sido la presentación, en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, de un proyecto piloto de identificación por huella dactilar de pacientes con Alzheimer y trastornos cognitivos

Trece días después de someterse con éxito a una operación para extirparle un bulto en el pecho, Esperanza Aguirre se ha reincorporado a la actividad política. La Presidenta de la Comunidad de Madrid ha retomado "encantada" su agenda este lunes para presentar, en la Real Casa de Correos -sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid- un proyecto piloto de identificación por huella dactilar de pacientes con alzheimer y trastornos cognitivos.

Con buen aspecto y acompañada por el vicepresidente Ignacio González, que ha asumido la agenda de la presidenta estos días, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, el responsable de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, y la de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, Esperanza Aguirre ha declarado que "gracias a Dios me encuentro bien" y que se está "recuperando mucho". Aguirre ha asegurado que tiene una "inmensa deuda de gratitud" con los "innumerables ciudadanos, especialmente los anónimos", que le han mostrado su apoyo. Además, se ha manifestado feliz de no haber tenido que recibir quimioterapia porque, ha dicho, "aprecio mucho mi pelo".

Aguirre ha indicado que se va a ir incorporando "poco a poco" a la actividad política aunque su intención es pasar de los "siete actos habituales" que realizaba al día a "uno o dos como mucho", para terminarse de recuperar.

La presidenta regional fue intervenida quirúrgicamente el pasado 22 de febrero en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, un día después de que ella misma anunciara, al término de un acto público, que padecía un cáncer de mama que se había "cogido a tiempo" y que tenía "buen pronóstico".

Cuando abandonó el hospital, el 24 de febrero, Aguirre lo hizo "con mucho ánimo" para recuperarse "lo antes posible" y ponerse "al frente de los asuntos de la Comunidad de Madrid", lo que preveía hacer en breve, aunque los médicos le habían dicho que tendría que reposar al menos 10 días. La política explicó a su salida que había ingresado en ese "magnífico hospital" público para "extirpar un tumor maligno en una mama" y que salía "sin el tumor y con mucho ánimo", con la idea de que el cáncer "es una enfermedad grave pero curable".

En su breve comparecencia ante la prensa a las puertas del hospital, la presidenta regional agradeció el ánimo y el apoyo que le han transmitido "los miles de ciudadanos anónimos que han mandado mensajes, de Madrid y de fuera", sus compañeros de partido, y sus adversarios políticos, que habían estado "extraordinariamente cariñosos".

Durante su ingreso de dos días estuvo acompañada por sus familiares y recibió la visita del presidente del PP, Mariano Rajoy, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, el vicepresidente regional Ignacio González y los consejeros de Presidencia y Sanidad, Francisco Granados y Javier Fernández-Lasquetty, entre otros.

Más sobre

Regístrate para comentar