Rafa Camino, tras su juicio de divorcio de Natalia Álvarez: 'No teníamos que haber llegado a esta situación. No ha sido muy agradable'

Rafa Camino y Natalia Álvarez han dado un paso definitivo hacia la firma de su divorcio. Hoy se han vuelto a ver las caras en los juzgados de Móstoles para asistir a la vista. “Tenía ganas de que llegase este día”, decía el torero mostrando su deseo de poner punto y final a este asunto y poder así pasar página. “A ver si nos ponemos de acuerdo y se acaba todo”, añadió.

Natalia, que llegó acompañada por su abogada, Teresa Bueyes, también hizo declaraciones a los periodistas a las puertas del juzgado: “No pido nada para mí, sólo la pensión de mi hijo”.

A la salida, una vez concluido el juicio, Rafa Camino se mostró muy apenado y contó lo que había ocurrido en el interior: “No teníamos que haber llegado a esta situación. No ha sido muy agradable. Después de diez años juntos no me ha gustado terminar así. A ver si todo se calma y podemos buscar la mejor solución para todos”. También confesaba que durante este encuentro su ex pareja no le había mirado en ningún momento a la cara y eso le ha dolido mucho. Su abogado, Marcos García Montes, explicó también que había hecho todo lo posible para llegar a un acuerdo entre las partes, pero que se ha topado con un muro y que por eso ha habido "un juicio con todas las consecuencias". A la vista también ha asistido Paco Camino, padre de Rafa, para prestar declaración como testigo, a favor de su hijo. Ahora habrá que esperar unos días a que salga la sentencia, en la que se establecerá, entre otros puntos, la cantidad que debe pasar el torero por la manutención de su hijo, y si están de acuerdo ambas partes, ya estarán oficialmente divorciados.

Fue el pasado mes de octubre cuando volvieron a encontrarse en este mismo juzgado para comparecer en una vista rápida con motivo de la denuncia presentada por Natalia por presuntas amenazas e injurias. El juez desestimó dichas denuncias y la orden de alejamiento que pedía la mujer del torero y tras recurrir, la Audiencia Provincial de Madrid volvió a desestimar, a finales de enero, dos de los tres recursos presentados.

La pareja, que ha contrajo matrimonio en 2001, anunció su separación en septiembre de 2009 y tienen un hijo en común, Rafael, de siete años.

Más sobre: