La Baronesa Thyssen, su hijo Borja y Blanca Cuesta, cada uno por su lado en ARCO

Aunque visitaron la feria de arte contemporáneo de Madrid el mismo día, estuvieron separados por unos pocos metros y no posaron juntos, algo que evidenció la difícil situación familiar que atraviesan

Original y a la última moda. Sin duda alguna, Carmen Cervera no pasó desapercibida durante su visita a la 30ª edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO) y como la ocasión lo merecía, decidió apostar por un look muy juvenil en el que combinó una falda tableada y jersey en tonos marrones con unos originales zapatos grises con detalle en piel. La Baronesa posó ante los medios con la mejor de sus sonrisas, sin embargo, lo hizo durante pocos minutos ya que los próximos en llegar no eran otros que su hijo Borja y Blanca Cuesta. Sin poder ocultar el difícil momento familiar que viven, madre e hijo no se saludaron ni mediaron palabra, un instante que le hubiera gustado captar a cualquier fotógrafo.

Carmen Cervera a su llegada a la feria de arte contemporáneo de MadridVER GALERÍA

 

Muy conjuntados con vaqueros y americana, Borja y Blanca dejaron por unas horas a sus pequeños Sacha y Eric en casa para disfrutar de las obras de los cerca de 3.000 artistas que exponen este año en la feria madrileña. La pareja hizo caso omiso a los comentarios de algunos periodistas que les preguntaron si sabían que Tita Cervera se encontraba a escasos metros de ellos y sólo se centraron en admirar algunas de las sorprendentes creaciones expuestas en el recinto ferial IFEMA de Madrid.

Blanca Cuesta y Borja Thyssen en ARCOVER GALERÍA


El pasado fin de semana la baronesa Thyssen concedió una entrevista al programa 'Te doy mi palabra' de Onda Cero y afirmó que lo que más le duele del distanciamiento con Borja es no poder comunicarse con él. "Lo llevo mal porque para una madre es lo peor que te puede pasar... Mi hijo siempre ha estado a mi lado y me ha ayudado”, confesó y añadió: "Eso sí, todavía tengo esperanza, porque es lo último que se pierde en esta vida”. Para intentar no pensar ello, ahora Carmen Cervera está centrada en un proyecto con el que está muy ilusionada, el nuevo Museo Carmen Thyssen-Bornemisza, ubicado en el Palacio de Villalón de Málaga, que abrirá sus puertas el próximo mes de marzo. “Es un museo precioso y he hecho una cesión gratuita de 230 cuadros de mi colección privada para que la gente pueda disfrutar de todos esos pintores maravillosos".

Más sobre: