Los Obama abren las puertas de la Casa Blanca para una inolvidable noche de gala

El Presidente de Estados Unidos y la Primera Dama ofrecieron una cena de Estado en honor del presidente chino, Hu Jintao, a la que asistieron alrededor invitados como Bill y Hillary Clinton, Barbra Streisand y James Brolin o la diseñadora Vera Wang

La Casa Blanca abrió anoche sus puertas a alrededor de 220 invitados para compartir con el presidente estadounidense, Barack Obama, y su esposa, Michelle, una cena de Estado en honor al presidente chino, Hu Jintao. El mandatario y la Primera Dama, que destiló "glamour" con un vestido del fallecido diseñador británico Alexander McQueen en color rojo -un guiño a la bandera china-, recibieron al homenajeado a las puertas de su residencia, donde posaron junto a él.


La Primera Dama deslumbró con un vestido del fallecido diseñador británico Alexander McQueen en color rojo con estampados de flores en negroVER GALERÍA


Entre los asistentes a la velada se encontraban empresarios y personalidades del mundo de la política, el cine, la música y la moda. Así, pudimos ver a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, con su marido, el ex presidente Bill Clinton; al senador demócrata y presidente del Comité de Relaciones Exteriores, John Kerry; a la actriz y cantante Barbra Streisand, que acudió junto a su marido, el actor James Brolin; al actor Jackie Chan; a la diseñadora Vera Wang; a Wendi Murdoch, esposa del empresario editorial Rupert Murdoch; o a la editora de la revista Vogue USA, Anna Wintour.


La actriz y cantante Barbra Streisand acudió junto a su marido, el actor James BrolinVER GALERÍA


Según reveló la Casa Blanca, la velada pretendía ser "la quintaesencia de lo estadounidense", tanto en el menú como en la decoración y en el espectáculo que se ofrecerá tras el banquete. La Primera Dama fue la encargada de escoger los platos que se sirvieron durante la velada y, según la Casa Blanca, para la confección del menú se emplearon hierbas de la huerta de la residencia presidencial.

La cena comenzó con una ensalada de peras de Anjou, queso de cabra, hinojo, nueces y aderezo balsámico, al que siguió la langosta, con un acompañamiento de zanahorias glaseadas a la naranja y champiñones y canapé de gambas y trucha ahumada. Tras un sorbete de limón para limpiar el paladar, los más de 220 comensales disfrutaron de un solomillo añejo aderezado con cebollitas crujientes, patatas de doble relleno y espinacas a la crema. Según la Casa Blanca, se escogió el faisán por ser un ave originaria de China, "reverenciada por su hermosura y percibida como un símbolo de nobleza". La cena concluyó con un pastel de manzana a la antigua y helado de vainilla.


En un guiño al color de la bandera china, se escogió una iluminación rojiza en el comedor de Estado de la Casa BlancaVER GALERÍA


Respecto a la decoración, la mantelería buscaba ser un homenaje al naturalista John James Audubon y reproducía imágenes de faisanes inspiradas en sus dibujos de pájaros, en tonos ocres, rojos y azules. El amarillo, el color nacional de China, figuró de manera destacada en el área de aperitivos de la cena, mientras que en el comedor de Estado de la Casa Blanca se escogió una iluminación rojiza en un guiño a la bandera del país asiático, al igual que el vestido de la Primera Dama.

Una vez concluida la cena, durante la cual el presidente Jintao devolvió el brindis que le dedicó el vicepresidente Joe Biden, los presentes asistieron a una velada de jazz, en la que participarán músicos de la talla de Herbie Hancock, Chris Botti, Dee Dee Bridgewater y el pianista Lang Lang.

Más sobre: