Entrevistamos a Leo Messi: 'La gente hoy me ve y piensa que tengo suerte. Pero en realidad no saben todo lo que hice para alcanzar mi sueño'

El delantero del Barça realizó una cena de gala a beneficio de su fundación, rodeado por su familia, deportistas, artistas y políticos

Ha recibido por segundo año consecutivo el Balón de Oro y para muchos, Leo Messi uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos. Pero además de trabajar cada día para ser un gran futbolista, pone todo su empeño en ayudar a los más necesitados a través de su fundación. Durante sus vacaciones de Navidad, que pasó en Argentina junto a su familia, organizó una cena de gala para recaudar fondos para la Fundación Leo Messi, en el hotel Sofitel de Cardales, en Buenos Aires.

 

nullVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES Y MÁS FOTOGRAFÍAS

 

Esta vez no estuvo acompañado por su novia, Antonella Roccuzzo, pero del espectáculo junto a sus padres, Jorge y Celia, y sus hermanos, Matías, Rodrigo y Marisol. También asistieron personalidades del mundo del deporte como el seleccionador nacional, Sergio Batista o el tenista Juan Martín del Potro. “Al final, fue una fiesta muy linda. Hubo mucha diversión y se notó que los invitados la pasaron bien, a pesar de que se los convocó en una fecha bastante complicada”, explicó Messi a ¡Hola! Sin duda fue una gran noche para el delantero, quien más tarde concedió una entrevista en exclusiva para la edición de ¡Hola! Argentina.


VER GALERÍA

 


¿Qué te genera ayudar a la gente a través de la fundación?
Es una gran satisfacción poder concretar todos los proyectos educativos y solidarios que la fundación planea, no sólo en nuestro país, sino también en muchas partes del mundo donde la necesidad es casi urgente. Desde este lugar, todo lo que hacemos me da felicidad.
¿Cuál es la primera sensación que descubriste con tu tarea solidaria?
Ayudar al otro es muy lindo y a la vez, muy duro. Si no estás ahí, si no visitas ese hospital o esa vieja escuela, no te das cuenta de la realidad que viven muchos chicos. Es terrible la injusticia, las enfermedades, la desigualdad social…
Desde chico tuviste que pelear mucho para llegar adonde llegaste…
Sí. Me costó bastante, sufrí mucho para estar acá. Por ahí la gente hoy me ve y piensa: “Mira la suerte que tiene”. Pero en realidad no saben todo lo que caminé para alcanzar mi sueño, no saben todo lo que viví.
¿Tienes conciencia de que eres un referente para los más chicos?
(Se ríe). Yo soy como soy delante de mi familia, de mis amigos y de la gente. Y no sé si hago todo lo que debería hacer para ayudar. Me quedo contento cuando le saco una sonrisa a un niño necesitado. Y eso me da orgullo.
Profesionalmente, ¿cuál es el balance de este año?
Para mí 2010 fue realmente bueno, más allá de nuestra participación en el Mundial, donde no pudimos conseguir el objetivo que todos buscábamos. Fue un año espectacular, no sólo con el Barcelona, sino también para mi fundación.
¿Y en lo personal?
Cada año uno crece y aprende nuevas cosas. Viví momentos difíciles con el Mundial y de alguna manera eso me ayudó a madurar.

Más sobre: