La familia Obama enciende las luces del árbol de Navidad de la Casa Blanca

El presidente de EEUU, Barack Obama, participó en el encendido oficial de las luces del árbol de Navidad instalado frente a la Casa Blanca, con la ayuda de sus hijas Malia y Sasha; su esposa, Michelle, y su suegra, Marian Robinson. El presidente estadounidense pulsó el botón para encender las luces del enorme árbol situado en la Elipse del National Mall tras la siempre emocionante cuenta atrás ante cientos de asistentes que se congregaron desafiando las bajas temperaturas de ayer en Washington.

nullVER GALERÍA


Predicando con el ejemplo, el abeto de casi 13 metros de alto está decorado con luces de bajo consumo, en un mensaje de concienciación ecológica.  al igual que el año pasado, según ha informado la Casa Blanca a la agencia EFE.

El mandatario señaló que esta tradición que se remonta a hace 88 años no siempre ha estado exenta de problemas. Según contó entre risas, un año dos ovejas que formaban parte de una escenificación del Nacimiento, se escaparon causando un gran atasco en hora punta. En un tono más serio recordó que esta ceremonia refleja también los duros momentos por los que han pasado los estadounidenses a lo largo de su historia.

Durante los años de la Segunda Guerra Mundial, recordó, no hubo luces en el árbol para ahorrar electricidad y este año pidió a todos los asistentes un recuerdo para aquellos que no tienen trabajo y los que sirven en las Fuerzas Armadas y están lejos de sus familias.

nullVER GALERÍA
Obama señaló que tanto él y su familia celebran la Navidad como cristianos, pero subrayó que el nacimiento de Jesús "es un mensaje universal".  "El nacimiento de un niño que fue alumbrado lejos de su casa para difundir un mensaje de amor y redención para la humanidad por todo el mundo", dijo Obama.

Un mensaje que "no importa quiénes seamos o de dónde vengamos (...) estamos llamados a amarnos unos a otros como hermanos y hermanas", agregó, antes de desear feliz Navidad a todos.
El pasado miércoles, el primer ministro británico, David Cameron, y su esposa, Samantha, siguieron la misma tradición a las puertas de su residencia de Downing Street, donde recibieron a un grupo de niños para encender las luces del árbol de Navidad dando inicio oficial a la temporada navideña en el Reino Unido.

Más sobre: