Así ha decorado Michelle Obama la Casa Blanca por Navidad: 'Está más bonita que el año pasado'

La Navidad está a la vuelta de la esquina y en muchos hogares ya se han puesto manos a la obra para decorarlos con motivos de esta época del año. Una de las decoraciones más espectaculares pertenece a la que podría ser residencia más famosas del mundo, la Casa Blanca, que este año se ha adornado bajo el lema “Regalos Simples”. “Hemos elegido este lema porque al final, las mayores bendiciones de todas son las que no cuestan dinero: el tiempo que pasamos con nuestros seres queridos, las libertades que disfrutamos como estadounidenses y la alegría que sentimos cuando ayudamos a quienes lo necesitan”, explicó Michelle Obama, que se ha encargado de la decoración ayudada por sus hijas, Sasha y Malia.


nullVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES Y MÁS FOTOGRAFÍAS

 

La Primera Dama ha abierto las puertas de la residencia presidencial a la prensa para enseñarles cómo ha quedado. El espíritu navideño ha inundado cada rincón gracias a los 19 árboles situados en diferentes estancias, entre los que hay uno dedicado a las Fuerzas Armadas, por iniciativa de Deborah Mullen, esposa del Jefe del Estado Mayor; uno infantil, decorado con adornos de pan de jengibre que la mujer del Presidente ha hecho con el pastelero de la Casa Blanca y un grupo de niños, hijos de militares; y el que atrae cada año más miradas: el abeto oficial, que este año mide 5,6 metros de altura y está en la Sala Azul. Este árbol está decorado con bolas y lazos de color azul y dorado, que rinden homenaje a todos los estados del país.

 

VER GALERÍA



Pero este año alguien le ha robado protagonista a este espectacular abeto de la Sala Azul. Ha sido Bo, el perro de los Obama, de que se han hecho varias figuras. La que más ha llamado la atención ha sido una a tamaño real, fabricada con 40.000 limpiadores de pipas de color blanco y negro. El simpático perro de aguas portugués también aparece en la reproducción de la Casa Blanca, de 160 kilos, hecha de pan de jengibre y chocolate.

 

VER GALERÍA



Además, por toda la casa hay colocadas guirnaldas, centros de mesa y otros motivos navideños para los que se han utilizado 500 granadas, 400 calabacines, 450 alcachofas y varios materiales reciclables como hojas de revistas, maderas y hojas de árboles. “Llama mucho, mucho la atención. Pero está muy bien, es una decoración muy suave. Tengo que decir que la casa se ve más bonita este año que el año pasado’, dijo la Primera Dama.

Más sobre: