Sasha Obama mima a su padre tras su accidente deportivo

Mientras la Primera Dama y sus hijas recibían el árbol navideño, el Presidente de los Estados Unidos se partió el labio durante un partido amistoso de basket

  Michelle Obama, Barack Obama y Shasa ObamaVER GALERÍA


El pasado viernes, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, disfrutaba de un partido de basket con un grupo de amigos y familiares cuando fue "golpeado de forma inadvertida en el labio por el codo de un jugador contrario". Así lo comunicó a la prensa Robert Gibbs, portavoz de Obama, a través de una breve nota. Obama recibió 12 puntos de sutura debido a que el equipo médico prefirió utilizar "un hilo más pequeño de lo habitual para dejar menos cicatriz".

Tras el susto inicial, el presidente estadounidense regreso a la cancha, pero esta vez como espectador y acompañado por su mujer y sus hijas. Los Obama disfrutaron del encuentro entre el equipo de la Universidad de Oregon y la de Howard. Durante el partido pudimos comprobar las secuelas del golpe que recibió: tenía el labio hinchado y morado pero los mimos de su hija pequeña Sasha fueron la mejor receta para sobrellevar el dolor.


Barack ObamaVER GALERÍA


Y mientras el Presidente de los Estados Unidos se recuperaba del accidente, la Navidad hacía su entrada triunfal en la Casa Blanca. La Primera Dama y sus dos hijas, Sasha y Maila, recibieron muy ilusionadas el árbol, de cinco metros y medio, que adornará el Salón Azul de la residencia presidencial durante las fiestas. El abeto llegó en un carro rojo y verde tirado por dos caballos mientras una banda de música tocaba la canción My Christmas Tree. Este tradicional acto, que marca el incio de las eventos navideños de los Obama, parece estar reservado para las "chicas" de la Casa Blanca ya que el año pasado también fueron ellas las encargadas de dar la bienvenida al abeto.


Michelle Obama y sus hijas


Más sobre

Regístrate para comentar