Gemma Mengual: 'Estoy muy feliz, ser madre es lo mejor que me ha pasado'

La nadadora olímpica y su pareja, el empresario Enric Martín, presentaron ante los medios a su primer hijo, Nil

Los orgullosos papás, Gemma Mengual y Enric MartínVER GALERÍA


Por fin, Gemma Mengual y su pareja, el empresario Enric Martín, han podido verle la carita a su primer hijo, Nil. Con una sonrisa que irradiaba felicidad y un brillo especial en los ojos, la campeona de natación sincronizada presentó a su pequeño ante los medios de comunicación en el Hospital de Barcelona.

“Estoy muy feliz, ser madre es lo mejor que me ha pasado”, explicó Gemma. El primer hijo de la pareja vino al mundo el pasado jueves 11 de noviembre y pesó 3’ 620 kilogramos y midió 51 centímetros. “El parto fue bastante rápido y fácil y Enric estuvo todo el tiempo conmigo”, recordó emocionada la nadadora. “No se puede explicar lo que sentí cuando le vi la carita, es increíble, lo vas asimilando pero al principio dices: 'Madre mía, esto es mio!'", bromeó Gemma quien aseguró que su niño se parece bastante a su "papá" aunque "luego cambian mucho".

La nadadora quiere disfrutar de esta nueva etapa de su vida al cien por cien y va a dedicarse por completo al recién nacido al que ha decidido darle el pecho. “Antes de tenerlo pensaba que enseguida me pondría en marcha pero ahora quiero vivir cada minuto con él”. Gemma estuvo nadando hasta el momento crítico de dar a luz. “Estuve hasta el sábado y paré de golpe, supongo que el cuerpo me avisaba y el lunes no me apetecía nadar y el miércoles de madrugada rompí aguas”.

Romántica instantánea de la pareja y su primer hijo, NilVER GALERÍA


El pasado mes de junio la bella deportista, de 33 años, confesaba a la revista ¡Hola! que de momento no tienen pensado pasar por el altar: “Estamos muy bien como estamos pero, si un día nos apetece, nos casamos. Enric y yo lo hemos hablado muchas veces, pero, si lo hacemos, será en plan íntimo. Y lo que sí tengo claro es que, si me caso, será con un vestido de este estilo y descalza”. Además, comentaba bromeando: “El niño llegará seguro antes que la boda”. Y así ha sido. Sin duda alguna, el recién nacido colmará de felicidad a la pareja que ahora sólo tendrá ojos para cuidarle en sus primeros días de vida.

Debido a su embarazo, Gemma tuvo que abandonar la Natación Sincronizada a nivel profesional, pero no ha renunciado a su pasión por hacer deporte y, pese a su avanzado estado de gestación, hasta hace poco seguía entrenando con el equipo español: “Ayudo en lo que puedo: grabo coreografías, repaso con ellas… Hasta que estuve de cuatro meses, pude trabajar bastante. Pero ahora ya es casi imposible”. Sin embargo, su sueño es volver a las competiciones y participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012: “Me haría ilusión volver después de que nazca mi hijo. Iré sobre la marcha… Todo dependerá de cómo me recupere. El Mundial de 2011 está demasiado cerca, pero querría ira los Juegos Olímpicos, que serían mis cuartos juegos y supondrían mi retirada. ¡Aunque sea de suplente!”.

Más sobre

Regístrate para comentar