Los Obama, unos apasionados del baile

El presidente de los Estados Unidos y la Primera Dama celebraron en India la tradicional ceremonia que marca el Año Nuevo hindú

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle, que se encuentran de visita oficial en India, se sumaron este domingo a las celebraciones del “Diwali”, la ceremonia tradicional que marca el Año Nuevo hindú. Junto a los niños y las niñas de un centro educativo de Bombay, los Obama volvieron a demostrar su pasión por el baile.

 

Los Obama, unos apasionados del baileVER GALERÍA
PULSE EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA


Primero observaron muy atentamente la actuación de los pequeños y una vez aprendidos los pasos no dudaron en saltar a la pista de baile para acompañarlos. La Primera Dama, que lucía un vestido gris y una chaqueta rosa de punto, fue la primera en animarse. A Barack Obama le costó un poco más participar pero tras la insistencia de su esposa movió los brazos y las piernas siguiendo la tradición de la danza.

No es la primera vez que vemos al Presidente de Estados Unidos y a su esposa bailar en público. Hace un año La Casa Blanca se engalanó para convertirse en el escenario de una fiesta latina y los Obama se movieron al ritmo de las canciones de los artistas invitados. Incluso el Presidente accedió a bailar con la cantante Thalía el tema Amor a la mexicana. Su mujer Michelle seguía el ritmo desde la mesa presidencial y al final del recital Barack Obama bailó con su hija Sasha la melodía de Mi tierra de Gloria Estefan.

Pero el primer baile público de Obama y su mujer fue durante las celebraciones en su honor como nuevo Presidente de Estados Unidos. Cumpliendo con la tradición que comenzó la primera dama Dolley Madisonen en 1809, el matrimonio Obama bailó, con el Washington Convention Center como escenario de fondo, el tema At last, interpretado por la cantante Beyoncé. Obama vestía esmoquin con pajarita blanca y Michelle un espectacular vestido color marfil del diseñador taiwanés Jasón Wu. En ese instante ya comprobamos que la Primera Dama tiene mejores aptitudes para el baile que su marido. Obama pisó en varios momentos a su esposa, que muy sonriente y con mucha elegancia quitó importancia a sus despistes.



Más sobre

Regístrate para comentar