Los hijos de los Beckham cantan los goles de su padre, mientras Victoria viaja a Londres

Parece que los hijos de los Beckham se están volviendo cada día más aficionados al fútbol y, como no puede ser de otra manera, su jugador favorito es su padre. Muchas veces les habíamos visto con sus padres en partidos de baloncesto, pero nunca les habíamos visto animando tan emocionados como cuando ven jugar a Los Ángeles Galaxy. Este domingo no faltaron a la cita y además, pudieron celebrar un gol de David.

 

null

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES


Gritando, silbando y poniéndose de pie, así vivieron Brooklyn, Romeo y Cruz este partido. Antes de comenzar, como toca la tradición, cantaron el himno de Estados Unidos con la mano en el pecho, algo a lo que ya se han acostumbrado desde que llegaron a Los Ángeles en 2008, aunque no pierden sus señas de identidad, como su estilo a la hora de vestir, sobre todo Romeo y Cruz, a los que a su corta edad les gusta ir a última. En esta ocasión, llevaban los brazos llenos de modernas pulseras de colores y otras para guardar el equilibrio.

 



Y mientras los hombres de la casa se lo pasaban en grande en el fútbol, Victoria ponía rumbo a Londres. Ataviada con un elegante traje de color beige, unos tacones imposibles y una maleta de mano a juego con su indumentaria, la ex Spice Girl pasará unos días en su tierra natal, ajena a todos los rumores que han salpicado a su familia en las últimas semanas.

 



En los últimos días el futbolista ha interpuesto una demanda contra una mujer que dice haber tenido una relación con él a cambio de una gran suma de dinero, pero su pesadilla no acaba aquí, ya que también ha sido víctima de un intento de agresión por parte de un marido celoso. Se trata del marido de una diseñadora de joyas de Los Ángeles, amiga de los Beckham y en especial de Victoria, que perdió los papeles e intentó estrellar su coche contra el del jugador, al que culpa de su fracaso matrimonial por haber mantenido una aventura con su esposa. La diseñadora ha declarado que no hay nada de cierto en sus acusaciones y que todo este incidente ha sido fruto de la locura de su marido. "En mi último cumpleaños me gritó delante de los niños: 'Sé por qué estás enfadada, es tu cumpleaños y no has recibido un mensaje de de David Beckham", declaró la mujer durante el juicio por el divorcio. Y es que sin duda, Beckham es un hombre que despierta pasiones y como consecuencia, también celos incontrolados.

Más sobre: