Nicolás Sarkozy y Carla Bruni: trabajo y ocio en Nueva York

El Presidente y la Primera Dama de Francia disfrutaron en la ciudad estadounidense de una agradable comida y una tarde de compras con Luis, el hijo pequeño del mandatario francés y su ex mujer, Cecilia

nullVER GALERÍA

 

Nicolás Sarkozy y su esposa, Carla Bruni, vuelven a conciliar trabajo y ocio en Nueva York. El Presidente y la Primera Dama de Francia hicieron un hueco en sus apretadas agendas y adelantaron a ayer su llegada a la ciudad de los rascacielos con el fin de aprovechar la cita oficial (cumbre de gobernantes en la ONU) para disfrutar de algunos ratos en familia, acompañados por Luis, el hijo pequeño del mandatario francés y su ex mujer, Cecilia, que reside en la Gran Manzana con su madre.

La pareja, que cada día se muestra más unida, disfrutó de una agradable comida en uno de los conocidos restaurantes de la ciudad y de una relajada tarde de compras. El matrimonio y el pequeño Luis se dejaron ver felices y contentos en esta jornada familiar de domingo, ajenos a todas las polémicas de los últimos días: tanto por la decisión del Presidente de deportar ciudadanos gitanos del país como por las revelaciones políticamente indiscretas del libro Carla y los ambiciosos, supuestamente realizadas por Carla Bruni. Los portavoces de la Casa Blanca han negado que Michelle Obama comentara o siquiera considerara en algún momento que el cargo de Primera Dama de Estados Unidos fuera "un verdadero infierno" como se cuenta en la citada publicación, mientras que los autores, los periodistas políticos Michaël Darmon e Yves Derai, sin especificar el origen de la información, defienden su veracidad.

 

nullVER GALERÍA

 

El trabajo comenzaba hoy a primera hora. Sarkozy se ha reunido esta mañana con el Presidente de Estados Unidos, Barak Obama, y sus homólogos de España, Jose Luis Rodríguez Zapatero; de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Bolivia, Evo Morales, entre otros, en la cumbre de tres días convocada por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon. Una reunión de todos los gobernantes del mundo para revisar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en un ambiente de crisis económica global y presionar a la comunidad internacional en su compromiso de erradicar el hambre y la pobreza extrema en el mundo en 2015. La meta de todos.

Más sobre

Regístrate para comentar