Carla Bruni destapa el 'infernal' trabajo de Michelle Obama

El libro 'Carla y la Ambición', escrito en colaboración con la Primera Dama francesa, revela los detalles de la conversación privada que tuvo con su homóloga estadounidense en la Casa Blanca durante una visita oficial

null

 

La biografía no autorizada de Carla Bruni (Carla, una vida secreta) que salió ayer al mercado tendrá desde hoy un duro rival en las librerías: otra publicación sobre la Primera Dama francesa con revelaciones de la propia protagonista. Se trata de Carla y los ambiciosos, escrito por los periodistas políticos Michaël Darmon e Yves Derai con la colaboración de la esposa del Presidente de Francia.

Los autores y su colaboradora no se han dejado en el tintero anécdotas y conversaciones con grandes personalidades políticas. Uno de los detalles que revela Carla Bruni en este nuevo libro es que Michelle Obama considera el cargo de Primera Dama de Estados Unidos como un verdadero infierno. Cuenta la Primera Dama que su homóloga estadounidense contestó cuando le preguntó acerca de su posición como esposa del Presidente de Estados Unidos: “¡No pregunte! Es un verdadero infierno. ¡No puedo soportarlo!”. Los pormenores de la conversación privada que sucedió entre ambas Primeras Damas en la Casa Blanca durante la visita oficial del pasado mes de marzo de Nicolás Sarkozy se pueden encontrar en sus páginas.

También Bruni alude veladamente a la princesa Diana al referirse a una visita a un hospital africano para enfermos de sida a principios de este año. Cuenta que se negó a las peticiones de fotógrafos franceses de posar con un bebé en brazos "como Lady Di", y agregó: "Hay algo obsceno en la promoción de uno mismo cuando está dando todo de sí mismo". Pero aún hay más: referencias a Blair, los funcionarios franceses y a Cecilia Attias. Carla recuerda una conversación telefónica con Cecilia, la ex mujer de Sarkozy, que la advirtió de que su ex “todavía no había pasado de página” después de su boda. La Primera Dama contestó: “No sólo ha pasado una página, sino que ha cambiado de libro. Y usted es la única persona en la tierra que no lo sabe”. Prometer promete.

Más sobre

Regístrate para comentar