David Beckham, sorprendido y disgustado al descubrir que su hermana mayor vive de la ayuda estatal

Lynne Beckham, que actualmente se encuentra en paro y divorciándose del padre de sus tres hijos, recibe una pensión de 200 euros semanales

“Perplejo y disgustado”. Así es como se siente David Beckham al haberse enterado por la prensa de que su hermana mayor vive de las ayudas del Gobierno. Según ha publicado el diario británico Daily Mail, Lynne Beckham se encuentra actualmente en paro y recibe del seguro social una pensión de 200 euros semanales.

Al parecer, la hermana del futbolista británico no quiso decirle nada y éste se ha quedado de piedra al conocer su situación. “David no tenía la menor idea de que Lynne cobraba beneficios del gobierno”, ha dicho una fuente cercana a la estrella. “Él le compró hace 12 años la casa donde vive –una propiedad de cuatro dormitorios, valorada en 310.000 euros y situada en Romford, Essex- y siempre se ha preocupado por ella y sus sobrinos, por eso está molesto”, añade la misma fuente.

El deportista, de 35 años y con una fortuna estimada en unos 150 millones de euros, siempre ha ayudado económicamente a Lynne, de 38. “Lo único que mi padre me pidió es que cuidara de mis hermanas –la otra es Joanne, de 28 años y a quien David también compró una casa en Essex, valorada en 600.000 euros- y eso es lo que siempre haré”, declaró Beckham en una ocasión. Sin embargo, la relación con su hermana mayor no ha sido del todo buena en los últimos años, ya que el jugador de Los Ángeles Galaxy no aprobaba la relación de Lynne con su ahora ex marido.

Lynne se encuentra en proceso de divorcio de Colin Every, de 42 años y quien en 1998 se vio envuelto en un turbio asunto de venta de drogas. Se casaron en 1999 -boda a la que David acudió sin Victoria, que se negó a asistir- y tuvieron tres hijos que hoy viven con su madre: Georgina, de 12 años; Freddie, de 10; y Josh, de cinco.

Una fuente citada por el Daily Mail asegura que Lynne vive ahora con Kevin Briggs, un hombre a quien conoció por Facebook y que tuvo que pasar ocho meses en prisión por haber agredido a su ex novia Lisa Gilbey, con quien mantuvo una relación de 12 años. Gilbey ha confesado que Briggs era un alcohólico y que cree que Beckham no sabe realmente qué tipo de hombre está con su hermana.

Más sobre: