Fiona Ferrer, junto a su familia, en la misa en memoria de su padrastro, Dieter Frerichs, celebrada en Palma de Mallorca

La Iglesia de San Cayetano de Palma de Mallorca albergó ayer  una misa en memoria del padrastro de Fiona Ferrer, Dieter Frerichs. Familiares y amigos se acercaron al templo mallorquín para acompañar a la familia del financiero en una ceremonia oficiada por el padre Tomeu Català. Fiona estuvo acompañada en todo momento por su madre, una elegante mujer y reconocida modelo en los setenta con la que su hija guarda un gran parecido físico, Mietta Leoni, su hermano, Humbreto y su marido, Jaime Polanco.

nullVER GALERÍA



Uno de los momentos más emotivos fue la lectura que hizo el padre Tomeu de una conmovedora carta escrita por Mietta, con la que el respetado financiero alemán llevaba muchos años casado y que reproducimos a continuación:

Por Dieter y A Dieter por su memoria

Una persona sensata confía en la actividad sin acción, se coloca siempre en un segundo plano pero sin embargo esta siempre en el primero, permanece fuera pero siempre está allí.

Ese día yo estaba allí pero tú no lo sabías, nadie lo sabía. Puse la toalla sin mirar al sol o el mar. Te estaba mirando a ti.
Tú estabas de espaldas y el corazón me decía que yo tenía que estar allí mirándote.

No quise decirte nada por miedo que algo malo pudiera pasar. Me limite a esperar y a rezar. Alguien puso una mano encima de mí para que no me moviera y para que, no te asustaras.

Estabas en tu roca, mirando el mar. La última caricia no te la pude dar yo. La última caricia te la dio tu mar Mediterráneo. En tú Mallorca la que tanto querías y nosotros estábamos allí como siempre sin que tú lo supieras.

Moriste con la ternura de las olas y por culpa de la insensatez humana.

Descansa en paz Dieter.

Un árbol en señal de paz se plantará por ti en Israel como es tradición en la religión de mi padre y será un olivo en señal de paz que crecerá en nombre de los hombres y mujeres que fueron perseguidos por la necesidad absurda y demostración de poder de otros hombres.

Pero Mietta no solo tuvo este emotivo detalle con Frerichs sino que también se colocó un bonito sombrero en honor a Dieter, muy aficionado a este tipo de complementos. Eran una familia unida y mantenían una relación muy estrecha. Fiona le consideraba como un padre ya que creció al lado de él desde los seis años. Todos estaban muy pendientes de él debido a que tenía ciertos problemas de salud.

VER GALERÍA



El pasado 3 de julio conocíamos la triste noticia del fallecimiento del padre de Fiona Ferrer, Dieter Frerichs, un suceso que tuvo lugar en su casa de Palma de Mallorca en trágicas circunstancias y que sigue bajo investigación policial.

Más sobre: