Michelle Obama y su hija Sasha llegan a Marbella

Ya ha aterrizado en Málaga, donde va a pasar unos días de vacaciones junto a su hija pequeña y un grupo de amigos

Michelle Obama ha aterrizado ya en Málaga, donde va a pasar unos días de vacaciones junto a su hija pequeña Sasha y un grupo de amigos en el hotel Villa Padierna, uno de los mejores y más lujosos del mundo, ubicado en Benahavís, próximo a la localidad de Marbella. El avión en que la mujer del Presidente americano se ha trasladado a España ha aterrizado a las 10.30 horas en el aeropuerto de Málaga y después, entre grandes medidas de seguridad, madre e hija han salido hacia el hotel en un todoterreno. El complejo de lujo cuenta con 129 habitaciones, incluidas once villas, tres campos de golf, un spa, capilla propia y anfiteatro, además de tres restaurantes, entre ellos el que atesora el premio a la mejor cocina de hotel de Málaga. La familia Obama y sus amigos han reservado unas sesenta habitaciones de este establecimiento, así como un número no precisado en otros hoteles de la zona, según informa la agencia EFE.

 

nullVER GALERÍA

 

Entre los regalos que se han preparado para la ilustre visitante están un jarrón de Picasso, una obra de la artista francesa Muriel Moreau, que consiguió el Premio Nacional del Grabado de 2009, y un libro que recoge la historia de la ciudad. La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, comentó en rueda de prensa que se trata de una ocasión "idónea" para que Marbella "aporte su aspecto menos conocido como es su patrimonio y su relación con el ámbito cultural" a esta visita y así "sacar el mayor rédito y tener una amplia difusión".

Y es que la expectación creada en torno a la visita de Michelle Obama a nuestro país ha sido máxima: se estima que la información será difundida por 8.010 medios de comunicación, una cobertura que ha sido valorada en unos 800 millones de euros en un estudio elaborado por una agencia de comunicación especializada en turismo. Las miradas de medio mundo estarán puestas en la localidad malagueña por lo que la ciudad se ha "lavado la cara" para esta ocasión: limpieza de las calles, retoques en la jardinería y el alumbrado y arreglos en el asfalto, todo es poco para la que se considera una ocasión única para promocionar y atraer el turismo a la localidad.

No está previsto que el Presidente de los Estados Unidos acompañe a su esposa en este periplo, durante el que Michelle hará una visita también a Palma de Mallorca para encontrarse con los Reyes. No se sabe sin embargo si paseará por otros pueblos cercanos, ya que se trata de una visita privada. Mientras su esposa está en España, Barak Obama celebrará este miércoles día 4 su 49 cumpleaños, una fecha que tendrá que pasar solo ya que su hija mayor Malia está en un campamento de verano.

Más sobre: