Los detalles de la boda de Chelsea Clinton con su novio, Marc Mezvinsky

La hija de Bill y Hillary Clinton se casa este sábado en Rhinebeck, un pequeño pueblo del estado de Nueva York, ante 400 invitados

nullVER GALERÍA

 

Chelsea Clinton fue en los años 90 la Primera Hija de América. Y, como tal, vivió durante 8 años (desde los 12, cuando sus padres, Bill y Hillary Clinton, se convirtieron en Presidente y Primera Dama de Estados Unidos, a los 20, tras el segundo y último mandato Clinton) con los medios de comunicación en los talones, permanentemente pendientes de cada movimiento. Ahora todas los objetivos se vuelven de nuevo hacia ella con motivo de su boda con su novio de siempre y compañero de Universidad en Standford, Marc Mezvinsky. Un enlace que apunta a ser lo más parecido a unas nupcias reales al otro lado del Atlántico y que se prepara, como aquellas, con absoluto secretismo.

Apenas han trascendido datos sobre la ceremonia nupcial, por lo que abundan las especulaciones. Informaciones salpicadas de conjeturas que se confirmarán o desmentirán el mismo día de la boda: el 31 de julio. Hasta entonces, nos hacemos una vaga idea de lo que puede ser el enlace. Chelsea contraerá matrimonio como una verdadera princesa y, por supuesto, lo hará en su particular palacio: la mansion Astor, que se encuentra en una pequeña colina en Rhinebeck, un diminuto pueblo del estado de Nueva York. Un escenario idílico para un romántico e ilusionado sí, quiero, así como para poder garantizar también la seguridad de una majestuosa celebración en la que se va a dar cita lo más granado de la sociedad norteamericana.

 

nullVER GALERÍA

 

Alrededor de 400 invitados se espera que acudan el fin de semana a la boda. La supuesta lista incluye al presidente Barack Obama y a su familia (no se espera finalmente su asistencia), Oprah Winfrey, Barbra Streisand, Steven Spielberg y Kate Capshaw, y al antiguo Primer Ministro británico, John Mayor. Nombres probables todos, ninguno seguro totalmente.

Algunas publicaciones señalan que Chelsea ha confiado en el diseñador Óscar de la Renta (otras en Vera Wang) para su gran día; que el banquete de bodas costará entre los 2 y los 4 millones de euros; que Jeff Leatham, director artístico del hotel Four Seasons George V de París, se hará cargo de la decoración floral; que New Jersey-based Vali Entertainment se encargará de la música; que las viñas Clinton proporcionarán el vino, y que Bryan Rafanelli, un experto organizador de bodas, coordinará todo. Prometer promete.

Más sobre

Regístrate para comentar