Lágrimas de Raúl en el césped del Bernabéu al despedirse del Real Madrid

Raúl se ha despedido del Real Madrid, con el terreno de juego como fondo y los trofeos conseguidos durante 15 años de jugador blanco como decorado de excepción. Al capitán del Real Madrid le acompañaban Jorge Valdano y todo la junta directiva, encabezada por el presidente Florentino Pérez.
Su despedida no ha podido ser más distinta que la que ayer tuvo Guti, otro mítico madridista. Más multitudinaria, sí, pero menos cercana. El capitán del Real Madrid ha leído un discurso que traía preparado para, como ha dicho, no olvidarse de nada ni de nadie. Le ha dado paso el presidente después de que se proyectara un vídeo preparado por el Real Madrid recordando los momentos estelares del 7 blanco desde que el 29 de octubre de 1994 deburara con la camiseta del club.  Florentino Pérez ha concluido su discurso con estas palabras: “Capitán muchas gracias por todos estos años. No te vamos a olvidar entre otras cosas porque no queremos olvidar”.

Raúl González no ha podido ser más agradecido: “Ser futbolista del Real Madrid es el mayor sueño que pueda imaginar” y en su discurso se ha acordado de Presidentes, compañeros, trabajadores del club, entrenadores y técnicos, de sus rivales, de la prensa y “a mi gente, que ellos saben quién son”. Y ha terminado con: “Hoy empieza el primer día de mi nuevo tiempo. Gracias desde mi corazón de futbolista y hala Madrid”. Después, al pisar el césped del Bernabéu, no ha podido evitar que las lágrimas asomaran a su rostro y no se ha cansado de firmar fotos, capotes de torero y camisetas a los admiradores que hoy se han sentado en las gradas para hacerle sentir su cariño y respeto. Más de media hora después, se ha sentado en la sala de rueda de prensa, la misma en la que 24 horas se despedía Guti, para atender las preguntas de la prensa.

Ha destacado que ha sido "una decisión larga en la que el club me ha ayudado en todo momento, es una decisión tomada desde la familia, me apetece seguir jugando y compitiendo". Hoy tocaba decir hasta luego al club blanco pero no adelantar su futuro que parece que seguirá en el equipo alemán Schalke 04 : "Me voy del Real Madrid pero voy a seguir jugando,  quiero vivir una experiencia fuera de España esto es un hasta pronto, me siento muy identificado con este club".  Y reconoció que ayer siguió la despedida de su compañero: "Me emocioné viéndole porque hemos compartido muchas cosas, con su famiila con él, ha sido un chico que ha sido un genio y figura".  Con su mujer, Mamen, y sus cinco hijos, Jorge, de diez años, Hugo, que cumplirá ocho el próximo 20 de noviembre; y los gemelos Héctor y Mateo, de cinco y la pequeña María, de meses, empieza este nuevo capítulo de su vida.

Más sobre: