Íker Casillas y Sara Carbonero en San Francisco, ...'y eso es lo que quiero, besos, que todas la mañanas me despierten de esos,...'

VER GALERÍA

El beso de Íker Casillas a Sara Carbonero antes cientos de espectadores nada más proclamarse la Selección Española campeona del mundo, era solo el principio de un bonita y apasionante historia de amor, que había dado comienzo tan solo cuatro meses antes. Madrid, Sudáfrica, Ávila y ahora las calles de San Francisco se han convertido en testigo de su relación. En la ciudad norteamericana, han vuelto a demostrar que son fieles seguidores de la popular canción de El canto del loco Besos, no les han faltado y han hecho honor al popular estribillo "... y eso es lo que quiero, besos, que todas la mañanas me despierten de esos, que sea por la tarde y siga habiendo besos..".


Sara Carbonero e Íker Casillas han decidido huir del sofocante calor de España y han cruzado el Atlántico para pasar unos días en Estados Unidos. Sin esconder su amor la pareja disfrutó de una entretenida tarde de compras en la que no faltaron las risas, los besos y las confidencias.

nullVER GALERÍA



De tienda en tienda, haciendo alguna parada en alguna cafetería para retomar fuerzas, el guardameta y la periodista deportiva finalizaron la tarde descansando en una banco de un céntrico parque de la ciudad, como una pareja más de enamorados.

VER GALERÍA



Su historia de amor se hizo pública el pasado mes de marzo cuando ambos se dejaron ver ‘muy acaramelados’ por las calles de Madrid y se confirmó ese mismo mes cuando se dejaron ver públicamente en el Masters 1.000 de Madrid disfrutando de un partido entre Roger Federer y Ernests Gulbis. Son muchos los rumores que señalan que Íker y Sara ya piensan en boda, pero por el momento ninguno de los dos se ha pronunciado y todo apunta a que de momento ambos seguirán dando rienda suelta a su amor alrededor del mundo.


Más sobre: