Rafa Nadal cambia la raqueta por el balón durante sus días de descanso en Formentera

null

Siente pasión por su tierra y una vez más lo ha vuelto a dejar patente. Rafa Nadal ha elegido las playas de las Islas Baleares, más concretamente las de Formentera, para pasar unos días de merecidas vacaciones, no solo por alzarse hace unas semanas con el Roland Garros, sino por recuperar el número uno de la lista ATP que perdió tras una mala racha.

Acompañado por un grupo de amigos, tenista ha lucido cuerpo y habilidades en Formentera, donde llegaron montados en zodiac. Fanático del fútbol, Rafa, a quien pudimos ver animando a la Roja en Sudáfrica, deleitó a los bañistas con una sesión de malabarismos con el balón, que dejaban patente los cientos de partidos disputados en el patio del colegio antes de convertirse en el ‘rey’ de la tierra batida.

 


Además de jugar al fútbol a la orilla del mar, el manacorí intentó relajarse tomando el sol en compañía de sus amigos, que algo más perezosos que el tenista prefirieron quedarse en sus tumbonas durante casi toda la jornada playera. Entre conversación y conversación, el tenista fue reconocido por varios grupos de turistas, que no dudaron, en acercarse hasta él para saludarle, pedirle autógrafos y fotografiarse junto a su ídolo. Consciente de la admiración y respeto que levanta entre sus seguidores, Rafa, sin perder ni un solo momento la sonrisa demostró una vez más su cercanía y simpatía.


Nadal llegó procedente de Mallorca donde ha pasado unos días junto a su familia y su novia, Xisca Perelló, su incondicional apoyo dentro y fuera de las pistas de tenis.

Más sobre

Regístrate para comentar