14 JULIO 2010

Fallece Eduardo Sánchez Junco, presidente y director de ¡HOLA!

Maestro, y a la vez amigo, se nos fue en silencio, haciendo honor a lo que siempre fue su vida: un ejemplo de sencillez y discreción

Ampliar
Nacido en Palencia en 1943, como hijo único de Antonio Sánchez Gómez y Mercedes Junco Calderón, fundadores de ¡HOLA!, Eduardo Sánchez Junco ha dirigido magistralmente ¡HOLA! desde la muerte de su padre en 1984 

Eduardo Sánchez Junco, Presidente y Director de ¡HOLA!, nos ha dicho adiós y sin embargo, seguirá para siempre entre nosotros guiándonos desde el cielo.
Eduardo Sánchez Junco, maestro, y a la vez amigo, se nos fue en silencio, haciendo honor a lo que siempre fue su vida: un ejemplo de sencillez y discreción.

Eduardo seguirá vivo para siempre en su esposa, Mamen Pérez Villota, en su madre, Mercedes Junco Calderón, Presidenta de Honor de ¡HOLA!, y en sus hijos Mamen, Cheleles y Eduardo, quien ahora toma el relevo al timón de una barca y una cabecera -¡HOLA! Y HELLO!- extendidas por el mundo entero y con millones de lectores semanales.

Nacido en Palencia en 1943, como hijo único de Antonio Sánchez Gómez y Mercedes Junco Calderón, fundadores de ¡HOLA!, Eduardo ha dirigido magistralmente ¡HOLA! desde que falleció su padre en 1984. Al frente de este equipo ha sido un capitán extraordinario que ha sabido ejercer su profesión con nobleza y valor, y ha logrado no sólo el respeto, sino la amistad y el cariño de cuantos le hemos conocido.

Prestigioso Ingeniero Agrónomo, profesión que ejerció hasta el inicio de los años ochenta, Eduardo se convirtió en auténtico visionario de la comunicación semanal lanzando HELLO! en Inglaterra y dándole a ¡HOLA! un impulso internacional que jamás se podría imaginar nadie.

Las palabras, vehículos que transportan las ideas, se quedan en ocasiones cortas e incapaces de transmitir los sentimientos y éste es sin duda alguna el caso que hoy nos ocupa. Baste, si acaso decir, o repetir, que aunque nos dijo adiós Eduardo, seguirá codo con codo junto a nosotros en la redacción inspirándonos diariamente en la tarea de mantener siempre vivo el ¡HOLA!


                                                                                                                                                                                                 José Antonio Olivar