Luis Alfonso de Borbón, a punto de convertirse en padre por segunda vez, viaja a París para cumplir con sus compromisos como Duque de Anjou

Presidió una misa en memoria del rey Enrique IV de Francia, el primer Borbón que ocupó el trono galo y que fue asesinado hace 400 años

Considerado pretendiente al Trono de Francia por la rama legitimista,Luis Alfonso de Borbón, que se convertirá en papá por segunda vez en los próximos días, ha viajado a París para cumplir con sus compromisos institucionales.

Como Duque de Anjou ha presidido la misa con la que se conmemora el 400ª aniversario de la muerte del rey Enrique IV de Francia. Asesinado a causa de su política religiosa, fue el primer monarca de la dinastía Borbón que ocupó el trono galo. La Historia cuenta que el soberano venía de visitar a su Ministro de Finanzas, que estaba convaleciente y a quien le unía una gran amistad. Montado en su carruaje, mientras atravesaba una calle pequeña, dos carretas le impidieron el paso. Para desgracia de Enrique IV de una de ellas salió su asesino, quien le propinó dos puñaladas certeras y letales.

Luis Alfonso presidió la ceremonia que tuvo lugar en la Basílica de Saint Denis y en compañía de otros asistentes, depositó un centro de flores blancas en la plaza en asesinaron a su antepasado.

En la ceremonia también estuvieron presentes Jean de Orléans y su esposa, Filomena de Tornos y Steinhart, que fueron acompañados de su hijo, el pequeño Gaston, de sólo seis meses de edad.

En esta ocasión no ha podido acompañarlo su esposa, Margarita Vargas, debido a su avanzado de gestación. La esposa del Duque de Anjou está embarazada de mellizos, que se convertirán en los hermanos menores de la pequeña Eugenia, que acaba de cumplir tres años.

Más sobre: