Silvio Berlusconi pagará 300.000 euros mensuales a Verónica Lario por su divorcio

El primer ministro italiano y su segunda esposa habrían llegado a un acuerdo general este sábado, durante la audiencia de cinco horas que mantuvieron ante el Tribunal de Milán

Después de varios meses de lucha encarnizada llevada a cabo de manera pública a través de los medios de comunicación, Silvio Berlusconi y Verónica Lario estarían a punto de poner el punto final definitivo a sus 30 años de convivencia matrimonial. Y es que, tal y como informa estos días la prensa italiana, los ex cónyuges habrían llegado a un acuerdo por su divorcio.

El primer ministro italiano y su segunda esposa mantuvieron el sábado una audiencia de cinco horas ante el Tribunal de Milán durante la cual él se habría comprometido a pagar a su ex mujer 300.000 euros mensuales. Además de dicha pensión, informa la agencia italiana Ansa que Verónica habría obtenido el usufructo de la Villa Belvedere de Macherio, la mansión al norte de Italia donde vive desde que se separó del primer ministro en mayo de 2009.

Según este acuerdo, Verónica se conformaría con una cantidad mucho menor de la que inicialmente pedía -tres millones de euros al mes (unos 42 millones de euros al año) como pensión compensatoria ya que consideraba a su marido culpable de la separación (Verónica anunció el fin de su convivencia con Berlusconi porque dijo que “no podía estar con un hombre que frecuentaba a las menores de edad” y dio a entender que éste mantenía una relación sentimental con la joven napolitana Noemí Letizia). Sin embargo, Lario se quedaría con varias propiedades, entre ellas la mansión de Macherio, valorada en 78,15 millones de euros, donde vive con sus hijos en la Lombardía italiana.

No obstante, al acuerdo general alcanzado todavía deberían ser añadidos algunos detalles, tales como la cuota mensual adicional que Il Cavaliere podría acabar pasando a su ex mujer para el mantenimiento de la casa. Una vez lleguen al acuerdo definitivo y firmen los papeles del divorcio, éste será efectivo al cabo de tres años.

Berlusconi se reúne con sus hijos
Por otra parte, Silvio Berlusconi almorzó este lunes con sus cinco hijos en la Villa San Martino de Arcore (Milán). Según se supone, el Primer Ministro de Italia habría aprovechado la ocasión para darles a conocer los detalles del acuerdo alcanzado con la madre de los tres pequeños: Bárbara, de 25 años, Eleonora, de 23, y Luigi, de 21.

Tampoco se excluye que el encuentro haya servido para hablar sobre el futuro profesional de éstos tres. Marina, de 43 años, y Piersilvio, de 41, fruto del primer matrimonio de Silvio con Carla Dall'Oglio, ocupan cargos de relevancia en las empresas de su padre y a los pequeños Berlusconi ya les ha hecho dueños a cada uno de un 7,5 por ciento en su grupo empresarial, Fininvest, del que dependen la editorial Mondadori y la audiovisual Mediaset, entre otras empresas. Sin embargo, Bárbara quiere encargarse de Mondadori, que preside la primogénita.

Más sobre: