Virginia Troconis acompaña a su marido, El Cordobés, tras la cogida en la Monumental: 'También me dio en la cara y la cabeza, fueron momentos terribles'

Manuel Díaz, El Cordobés, se recupera en la clínica Nuestra Señora del Remedio, en Barcelona, de la cogida que sufrió ayer en la plaza de toros Monumental, en la que fue la primera tarde de la temporada catalana.
El Cordobés compartió cartel con Jesulín de Ubrique y David Fandila, El Fandi, y la mala suerte quiso que en su primer toro de la tarde sufriera la cogida que le llevó a la enfermería. Aunque fuera de peligro en todo momento, el diestro sufre fractura en el tabique nasal, corte en el rostro y diversas contusiones.

El equipo médico que le atiende decidió que pasara entre 24 y 48 horas en observación. Su mujer, Virgina Troconis, le está acompañando ya que viajó desde Sevilla para estar con él en cuanto conoció la mala noticia. Jjuntos se han dejado fotografiar en la habitación que el diestro ocupa en el citado centro hospitalario de Barcelona. Este fin de semana, ha podido ser trágico para el mundo del toro, José Tomás sufrió también una cogida en México de gran gravedad de la que se está recuperando satisfactoriamente. Horas después de ser ingresado, El Cordobés, se dejaba fotografiar y contestaba a estas preguntas:
Manuel, ¿Cómo te encuentras?
La noche ha sido muy mala, pero espero que pronto pueda estar nuevamente en la plaza
¿Te han dicho los médicos ya el alcance de la cogida?
Todavía tienen que seguir haciéndome algunas pruebas. La nariz la tengo destrozada, por lo que voy a aprovechar
para operarme algo que tenía mal desde hacía algún tiempo, y ahora es el momento de hacerlo. Tendré que
pasar 48 horas en observación y después ya se verá.
¿Recuerdas qué pasó en la plaza?
Mi primer toro me tiró al suelo y una vez allí me dio en la nariz y me la destrozó. También me dio en la cara y la
cabeza, fueron momentos terribles. Sufro conmoción cerebral y me han tenido que dar seis puntos en la cabeza
¿Y ahora qué?
Me van a hacer unas placas de cervicales para ver si la caída también me ha afectado la espalda. Espero que no,
pues ahora en lo único que pienso ya es en poder salir cuanto antes y volver a entrenar, pues quiero volver a
ponerme delante de un toro.
¿A qué crees que se debió esta cogida?
Venía de torear de la Maestranza de Sevilla y tenía muchas ganas de salir a la plaza de la Monumental, después de todo el revuelo levantado por aquellos que no son partidario de la fiesta. Me la jugué, pues quería darlo todo y desafortunadamente no me salió como yo quería.
.

Más sobre

Regístrate para comentar