Elin Nordegren no acompañará a Tiger Woods en el torneo de Augusta y sigue sin llevar su anillo de casada

Parece que el Masters de Augusta no será el escenario en el que veamos a Elin Nordegren animando a su marido y dándole en público el beso que, como aseguran muchos medios de comunicación, es una imagen que los representantes de Tiger Woods esperan, ya que ayudaría a lavar la imagen del golfista.

 

nullVER GALERÍA

 

Mientras ayer Tiger fue recibido en los entrenamientos previos al Torneo de Augusta con una ovación, Elin se quedó con sus hijos en la casa que tienen en Florida y no le acompañó en este momento tan especial. Como bien ha dicho Tiger en anteriores declaraciones, ella tiene derecho a estar enfadada, después de conocer todas sus infidelidades. Ayer pudimos ver a la modelo sueca saliendo de la casa con su hija Sam, de dos años, en brazos y sin su anillo de casada, que se quitó nada más destaparse el escándalo y que no ha vuelto a llevar.

 

nullVER GALERÍA

 

En la rueda de prensa que Tiger ofreció ayer, - su primer encuentro con la prensa después de la comparecencia que ofreció en febrero -, sí que admitió preguntas de los periodistas y entre ellas, si Elin iba a estar esta semana entre el publico que asista a ver el Masters, que comienza el jueves 8, pero con tristeza dijo que no y que tampoco irían sus dos hijos. Confesó que “fue muy duro” haberse perdido el primer cumpleaños de su hijo Charlie, el pasado 8 de febrero, por haber estado ingresado en la clínica de rehabilitación de adicciones sexuales y también dijo que después del famoso accidente que sufrió en la puerta de su casa le tuvieron que dar cinco puntos de sutura en el labio por el impacto.

Más sobre: