El conde Spencer subasta parte del patrimonio familiar mientras prepara su tercera boda

Comprometido con la ex modelo Bianca Eliot, el hermano de Diana de Gales ha decidido desprenderse de algunos ‘tesoros’ de los Spencer para restaurar, con los beneficios de la venta, la mansión de Althorp

Suenan campanas de boda para el hermano de la desaparecida y recordada Diana de Gales. El conde Spencer está a punto de darle el "sí, quiero" a la ex modelo Bianca Eliot, que en breve se convertirá en su tercera esposa. Pero antes de comenzar esta nueva etapa en su vida como hombre casado, Charles Spencer ha decidido deshacerse de algunos de los 'tesoros' del patrimonio familiar sacándolos a subasta.

El principal motivo de esta venta es, según destaca la prensa inglesa, la restauración que está llevándose a cabo en la mansión de Althorp, cerca de Northampton. Unos trabajos que suponen un gasto de alrededor de 11 millones de euros y que serán costeados con los beneficios obtenidos con la subasta. Cabe recordar que es aquí, en Althorp, donde descansan los restos mortales de la princesa Diana, en una pequeña isla del lago de la propiedad.

Entre los objetos que podrán adquirirse en la subasta el próximo mes de julio destaca una pintura de Rubens fechada en 1613 y titulada Un comandante siendo armado para la batalla. La obra, de un valor estimado entre los nueve y los 13 millones de euros, ha pertenecido a los Spencer desde hace más de dos siglos. Otra de las piezas importantes del lote es la pintura Rey David de Il Guercino. Realizada en 1651 y adquirida por el primer conde Spencer en 1768, se espera que alcance entre los cinco y los nueve millones de euros en la subasta.

Anoche, los fideicomisarios de los bienes Althorp declararon que los lotes que serán subastados han sido "cuidadosamente seleccionados" y es poco probable que tengan algún vínculo personal con la princesa Diana. En total serán puestos en venta más de 500 lotes que incluyen cuatro sillones de Jorge III valorados entre los 335.000 y los 560.000 euros y un par de candelabros de Joge III que podrían alcanzar los 280.000 euros. También se venderán varios coches de caballos de los Spencer, considerados los más importantes del siglo XIX que aún se conservan, que podrían reportar unos beneficios de más de 220.000 euros, así como un servicio de cena adquirido por el segundo conde Spencer en un viaje a París en 1786 y que podría alcanzar los 90.000 euros.

Más sobre

Regístrate para comentar