Romántico almuerzo de Nicolás Sarkozy y Carla Bruni en Nueva York

null

 

El viaje a Nueva York de Nicolás Sarkozy y Carla Bruni ha despejado todas las dudas sobre una posible crisis de la pareja. Y es que ni el Presidente ni la Primera Dama de Francia escatimaron gestos de cariño y miradas de complicidad durante una jornada de compras por la gran manzana. Derrocharon romanticismo como siempre acostumbran, pero en esta ocasión cada caricia, cada beso, cada abrazo era un desmentido a los recientes rumores sobre su supuesto distanciamiento.

 

null

 

Tras las compras, llegó el almuerzo que volvió a convertirse en un momento de lo más romántico para la pareja que, ajena a todas las miradas, no dudó en mostrarse cariñosa a pesar de estar acompañados por Luis, el hijo pequeño de Nicolás Sarkozy y su ex mujer, Cecilia, que reside en Nueva York con su madre, y Aurélien, el hijo de Carla Bruni y Raphaël Enthoven.

Un viaje de trabajo –el mandatario francés tiene programado un encuentro con el Presidente de Estados Unidos- en familia, en el que Sarkozy y Bruni han demostrado que su relación va viento en popa y que miran el futuro con optimismo pese a los malos resultados en las encuestas de valoración de los mandatarios franceses actuales.

Más sobre: