Margherita Agnelli, hija del magnate de Fiat, pierde la batalla por la herencia de su padre

El juez desestimó el recurso judicial interpuesto contra su madre, Marella Caracciolo, y tendrá que pagar las costas del juicio, que ascienden a 34.000 euros

No ha podido ser. El proceso ha terminado con la desestimación del recurso por parte del juez y la condena a Margherita a pagar las costas procesales, que se han cifrado en torno a los 34.000 euros.

Margherita Agnelli ha perdido la batalla que libraba desde 2007 contra su propia madre, Marella Caracciolo, a causa del testamento de su padre, principal accionista y máximo dirigente del grupo automovilístico Fiat Gianni Agnelli.

Tras fallecer hace seis años, su esposa e hija firmaron un acuerdo por el que se repartían la herencia. Margherita recibió 125 millones de uros, obras de arte por valor de 500 millones, un cheque de 100 millones y varios inmuebles en Roma y Turín.

No obstante, hace tres años inició una batalla legal -exigiendo la revisión del citado acuerdo- contra su madre en el Tribunal de Turín pues afirmaba que existían bienes en el extranjero, cuyo valor podría elevarse a 14.000 millones de euros. También el abogado de la familia, Franzo Grande Stevens, y los administradores del patrimonio de Agnelli, Gianluigi Gabetti y Siegfrid Maron fueron citados judicialmente para esclarecer el patrimonio del empresario italiano conocido como 'Il Avvocato'.

Los objetivos de la causa han sido saber si existe otro patrimonio en el extranjero además del declarado y dividido, y averiguar el control que los tres hombres citados ejercen sobre el hijo de Margherita, John Elkann, actual vicepresidente de Fiat y quien se mostró al igual que su hermano Lapo “sorprendido y dolorido como hijo” cuando conoció la acción legal de su madre.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más