Es la presentadora de televisión del momento, una de las mujeres más atractivas de la pequeña pantalla y ayer tuvo doble celebración: presentó su última película y cumplió 32 años. Pilar Rubio es uno de los rostros conocidos que ha participado en la comedia Tensión sexual no resuelta, dirigida por Miguel Ángel Lamata, donde ha compartido cartel con actores como Amaia Salamanca, Norma Ruiz, Salomé Jiménez, Fele Martínez, Joaquín Reyes, Miguel ángel Muñoz y Santiago Segura, entre otros. Esa no es la primera experiencia de Pilar en la gran pantalla, ya que trabajó en Isi & Disi, alto voltaje, en 2006, y en The king and the worst, en 2009.

 

null

 

Durante la presentación de la película, Pilar recibió la primera sorpresa del día: una tarta de cumpleaños de chocolate que le regalaron los de la productora y que no dudó en probar, tras soplar las velas rodeada de sus compañeros. Después se marchó a toda prisa a Telecinco, donde tenía que prepararse para al sexta gala de ¡Más que baile!. Allí la esperaron sus compañeros para felicitarla.

 

 

Pero la sorpresa más grata de la jornada todavía estaba por llegar y la recibió en directo, en el plató del programa. Sin que lo esperara, empezó a sonar el cumpleaños feliz y sus compañeros le entregaron una tarta y un ramo de flores y le dijeron que sus padres y su hermano se encontraban entre el público. Al verlos no pudo contener las lágrimas y agradeció al programa todo lo que habían hecho. Sin duda, el broche de oro para un gran día, dentro del inolvidable año que está viviendo.

Más sobre

Regístrate para comentar