Carla Bruni: luz en la noche parisina

La Primera Dama brilló en la cena de gala en honor al Presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, y su esposa, Svetlana, con motivo de su visita oficial a Francia

nullVER GALERÍA

 

Si París es la ciudad de la luz, Carla Bruni podría ser su interruptor. La Primera Dama de Francia ilumina con su presencia (y la luz indirecta de los tropecientos flashes que persiguen todos sus movimientos) cada acto, cada viaje y cada recepción oficial. Ayer no fue la excepción. Volvió a alumbrar la noche parisina con ocasión de la cena de gala que su marido, el presidente Nicolás Sarkozy, y ella celebraron en el palacio Elíseo en honor al Presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, y su esposa, Svetlana, que se encuentran estos días en la capital francesa de visita oficial. Lució para la ocasión un vestido con abertura a un lado de Roland Mouret de la colección RM de otoño-invierno 2009-2010 y brazaletes de diamantes de la colección privada de Chaumet. Una elección para brillar a todas luces.

 

nullVER GALERÍA

 

Era el broche de oro de un largo día. Nicolás Sarkozy y Carla Bruni han sido los perfectos anfitriones para el Presidente de Rusia y su esposa. Los cuatro inauguraron la exposicion La Rusia Santa en el museo del Louvre, en París, dando así inicio al año cruzado Francia-Rusia 2010.  Posteriormente, Medvedev y Svetlana se dirigieron a la catedral de Notre Dame, donde, tras saludar a las autoridades eclesiásticas, la pareja tuvo momentos de recogimiento para rezar con fervor. Mientras Medvedev atendía cuestiones de Estado con Sarkozy, su esposa visitaba el centro cultural ruso en la capital parisina, teniendo como guía excepcional a la veterana cantante Mireilla Mathieu, quien le explicó a la dama rusa los pormenores de la exposición Ventana a Rusia. Habrá más ocasiones de lucimiento.

Más sobre

Regístrate para comentar