Tiger Woods rompe su silencio: 'Fui infiel. Tuve algunas aventuras y yo soy el único culpable'

El golfista ha comparecido en una rueda de prensa para pedir perdón públicamente por su comportamiento

nullVER GALERÍA

 

Tiger Woods se ha puesto ante las cámaras después de tres meses apartado de la vida pública y no lo ha hecho para disputar ningún partido de golf sino para pedir perdón públicamente sobre los escándalos sexuales conocidos tras su accidente de carretera el pasado 27 de noviembre. El golfista, que  ha comparecido en una rueda de prensa en el campo TPC Sawgrass de Pone Vedra, ha estado apoyado en estos difíciles momentos de su vida por su madre y algunos de sus incondicionales amigos, quien sentados en primera fila han permanecido atentos a cada palabra del jugador.

Tiger, quien ha señalado que ha pasado 45 días de intensa terapia, ha abierto su comparecencia diciendo: "Quiero decir a cada uno de ustedes que lamento profundamente mi comportamiento irresponsable y egoísta. Sé que a la gente le gustaría saber como he sido capaz de haber hecho esto a mi esposa y a mis hijos y aunque siempre he luchado por mi vida privada hoy es el momento de aclarar algunas cosas”.

Tras un podio y con voz algo temblorosa, el golfista ha continuado diciendo: “Elin y yo hemos comenzado a examinar los daños causados por mi conducta y mi disculpa real vendrá de mi comportamiento. Tenemos muchos que discutir y lo que hablemos entre nosotros quedará entre los dos”.

VER GALERÍA


Vestido con un traje azul marino pero sin corbata, Woods que ha comparecido durante 15 minutos ha continuado pidiendo perdón a todas aquellas personas a las que ha podido herir con su comportamiento: “Os he dejado en la estacada, como a muchos de mis amigos y a los que trabajan para mí, tanto en lo personal como en lo profesional. Soy conciente del dolor que mi forma de actuar ha causado sobre todo a mi mujer, a mis hijos, a mi familia política, a mi madre...”.

Seguro de cada palabra que pronunciaba y parco en sus gestos Tiger ha querido aclarar lo que ocurrió la noche de Acción de gracias en la que se desató el escándalo tras chocar con su automóvil a las puertas de su residencia: “Algunas personas han especulado que Elin me hirió la noche del accidente. Me irrita mucho que la gente se invente historias como esa porque Elin nunca me pego esa noche ni ninguna otra noche. Nunca ha habido violencia doméstica en nuestro matrimonio”.

Preocupado porque los medios se centrarán en sus hijos y su esposa, a la que ha calificado como una mujer coraje, el golfista ha reclamado intimidad para su familia diciendo: "Mi comportamiento no da derecho a los medios a perseguir a mi hija de dos años, a mi mujer o a mi madre. Por favor, dejadlos tranquilos".

El californiano ha querido durante todo su discurso que la atención se centrará en él y en su injustificable comportamiento intentando así mantener alejados de todo esto a sus seres queridos. “Fui infiel. Tuve aventuras y yo eso no es aceptable. Yo soy la única persona responsable de todo esto. Deje de lado los valores fundamentales que me enseñaron. Solo pensaba en mí mismo, rompí los limites del matrimonio pensando que había trabajado tan duro toda mi vida que me merecía disfrutar de todas las tentaciones que me rodeaban”.

VER GALERÍA


Midiendo en todo momento su todo de voz y dirigiéndose con sus palabras a su madre, Kutilda, sentada en primera fila, Tiger no ha dejado nada claro su regreso a los campos de golf, ya que aún necesita tiempo para seguir recuperándose de este fuerte varapalo. "Quiero volver al golf algún día, pero no sé cuándo. No descarto que sea este año pero antes tengo que poner en orden las cosas” ha aclarado el golfista consciente de que sus compañeros de juego están compitiendo este año en el WGC-Accenture Match Play Championship en Marana, Arizona, un torneo que él mismo ha ganado tres veces.

El golfista, que ha negado en todo momento consumir drogas y que regresará mañana mismo a la clínica de rehabilitación donde está siendo tratado de su adicción al sexo, ha cerrado el discurso diciendo: "Pido a la gente que ha confiado en mí que abran un espacio de su corazón para creer nuevamente en mí”. Tras estas palabras y sin posibilidad de que los periodistas acreditados pudieran hacer preguntas, Tiger ha abandonado el pequeño escenario para fundirse en un emotivo abrazo con su madre, su gran apoyo en estos duros momentos.


Más sobre: