Rocío Galán, detenida por un presunto delito de explotación sexual, blanqueo de capitales y falsedad documental

La Guardia Civil la detuvo el miércoles junto a sus padres, su hermano y otras 11 personas dentro de la llamada ‘Operación Toscana’, que se desarrolló en seis clubes de alterne en las provincias de Cádiz y Málaga

Rocío Galán saltó a luz pública el pasado mes de septiembre cuando la revista ¡HOLA! publicó unas fotografías suyas junto al torero José Ortega Cano. Seis meses después, su nombre ha vuelto a apareder en los medios de comunicación, aunque por motivos muy diferentes. La hermana del también torero Juan Pedro Galán era detenida este miércoles junto a éste, sus padres y otras 11 personas por un presunto delito de explotación sexual, blanqueo de capitales y falsedad documental.

El “clan de los Galanes”, como se les ha llamado, está imputado dentro de la Operación Toscana, que se inició en abril del año pasado tras las inspecciones que la Guardia Civil realiza dentro del Plan Contra la Trata de Seres Humanos. Juan Galán e Isabel Aguilar, ambos de más de 60 años, encabezaban una red de seis clubes de alterne, cinco en la provincia de Cádiz y uno en la de Málaga, que se anunciaban con el sobrenombre de “Hoteles Galantería”. Sus hijos -Juan Pedro, de 39 años, y Rocío, de 35- ejercían de “subjefes” de la organización, que explotaba a mujeres haciéndolas trabajar en jornadas agotadoras y sin apenas darles alimento.

Según informa el Diario de Sevilla, los agentes sorprendieron al patriarca pasada la medianoche en su casa de El Puerto de Santa María, una “espectacular mansión” con gimnasio y solarium emplazada en la avenida de la Paz, en la urbanización de Valdelagrana. En el registro, que se prolongó cinco horas, los agentes encontraron 500.000 euros debajo del jacuzzi de uno de los cuartos de baño, distribuidos en fardos envueltos en plástico y atados con hilo de pescar. También hallaron 15.000 euros en la caja fuerte, así como abundante documentación de los negocios del clan familiar.

A la misma hora, también en El Puerto, era detenida en su vivienda Rocío Galán. Y ya bien entrada la madrugada, igualmente en su domicilio, cercano a la mansión de sus padres, era apresado Juan Pedro Galán cuando volvía de controlar los negocios familiares. El diestro se hizo conocido cuando, en 1982 y con sólo diez años, consiguió salir a hombros en la plaza Monumental de México.

La Operación Toscana acababa el miércoles a mediodía con 15 detenidos, entre ellos el testaferro y los encargados de los locales, que fueron conducidos a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz. Se realizaron 14 registros, se incautaron medio millón de euros en efectivo y se intervino un patrimonio por valor de unos 50 millones de euros. Se requisaron 20 vehículos, seis en la mansión del patriarca, y cinco caballos en la finca El Toro. Las 150 mujeres que se encontraban trabajando en el momento de las detenciones ya han prestado declaración a los agentes y los detenidos fueron trasladados el jueves a Chiclana de la Frontera para prestar declaración en el Juzgado número uno de la localidad gaditana.

José Ortega Cano daba por terminada su relación con Rocío Galán el pasado mes de octubre con unas declaraciones realizadas por teléfono en el programa ¿Dónde estás, corazón?: “He roto mi amistad con Rocío Galán. Es más, han roto nuestra amistad. No me cogen el teléfono y no quieren saber nada de mí. Yo me he portado bien con ella y con su familia, como suelo hacerlo con todo el mundo.”

Más sobre: