Athina Onassis y Álvaro de Miranda, víspera de Navidad en La Coruña

La pareja participó el pasado fin de semana en el Concurso Internacional de Saltos de Casas Novas

Falta muy poquito para la Navidad y días antes de reunirse alrededor de la mesa para celebrarlo en familia, Athina Roussel Onassis y su marido, Álvaro de Miranda, han disfrutado al máximo en España, de una de sus grandes pasiones: la Hípica. La pareja ha participado este fin de semana en el Concurso Internacional de Saltos de Casas Novas, en La Coruña, donde, una vez más, se han mostrado muy cariñosos.

Los dos han estado compitiendo en este torneo y cuando no estaban encima del caballo o comprobando el circuito, han estado con la hija del jinete brasileño, Vivianne, de nueve años, quien se ha convertido en el ojito derecho de Athina. En los descansos han estado volcados en ella y antes de salir a la pista, no ha faltado el beso de buena suerte, una tierna imagen a la que nos tienen acostumbrados en los últimos campeonatos en los que han participado, y es que, a juzgar por estas imágenes, Athina y Álvaro son un matrimonio feliz.

Hace una semana, estuvieron en otro concurso de saltos, en París, pocos días después de su cuarto aniversario de boda, un enlace al que al principio se opusieron algunos familiares de la heredera.

Además de a la pareja, en este torneo de Casas Novas también han participado Marta Ortega, hija del empresario gallego Amancio Ortega, su pareja, Sergio Álvarez Moya, y José Bono, hijo del Presidente del Congreso de los Diputados.

Más sobre: