Barbro Holmberg, suegra de Tiger Woods, ingresada de urgencia

La pasada madrugada tuvo que ser trasladada al hospital a causa de un fuerte dolor de estómago

Tiger Woods se ha convertido en los últimos días en el protagonista de una serie de sorprendentes noticias. Primero sufrió un polémico accidente de coche y posteriormente hizo una serie de declaraciones en las que exculpaba a su mujer, Elin Nordegren, de cualquier sospecha.

 Ahora quien ha dado un importante susto a la familia Woods ha sido su suegra, Barbro Holmberg, que durante la pasada madrugada tuvo que ser traslada de urgencia al Health Central Hospital de Ocoee, en Florida.

La llamada que recibieron los servicios de emergencia procedía de la casa que el deportista tiene en la ciudad de Windermere, al oeste de Orlando. Llegaron una ambulacia y un camión de bomberos, como es preceptivo en algunos países,  hasta la residencia para trasladarla a la clínica, donde, al parecer, ingresó estable.

El portavoz del centro hospitalario, Dan Yates, afirma, según la revista People, que la suegra de Woods, de 57 años y una reconocida política en Suecia, ingresó a causa de un fuerte dolor de estómago, por lo que se encuentra en observación.

La madre de Elin Nordegren, esposa de Tiger, milita en el Partido Social Demócrata Sueco y fue Ministra para la Migración y el Asilo Político desde 2003 a 2006. Actualmente es la Gobernadora de Gävleborg, un condado situado al este de Suecia. Al parecer, hace unos días viajó a Estados Unidos para apoyar a su hija, que atraviesa duros momentos tras el accidente automovilístico que sufrió su marido y los rumores de infidelidad del golfista con Rachel Uchitel, una atractiva relaciones públicas de Manhattan.

La estrella del golf intentaba acallar rumores y maledicencias con estas palabras, en un comunicado en su página web oficial: "He defraudado a mi familia y lo siento de todo corazón. No he sido leal a mis valores y al comportamiento que mi familia merece. No estoy libre de culpa y estoy lejos de ser perfecto. Estoy enfrentándome a mi comportamiento y a mis fracasaos personales tras las puertas cerradas de mi casa. Estos sentimientos sólo deben ser compartidos por nosotros (....)

Seguiré intentando ser una mejor persona y el marido y el padre que mi familia merece. Para todos los que me han apoyado durante todos estos años, mis más sinceras disculpas”.


Más sobre

Regístrate para comentar