Mamen Sanz recibe en la clínica las visitas de su suegro y Helen Swedin tras dar a luz a su hija

La modelo y el futbolista Raúl González se convirtieron en papás por quinta vez el pasado viernes de una niña llamada María

Nunca es tarde si la dicha es buena, y así ha sido en el caso de Raúl y Mamen Sanz con la llegada de su primera hija. La pareja ha tenido que esperar a tener un quinto hijo para ver ampliada su familia con una niña. Fue el pasado viernes, a última hora de la mañana, cuando el futbolista y la modelo se convertían en padres de la pequeña María. Una feliz noticia que se producía en el Hospital Montepríncipe de Boadilla del Monte, Madrid, y que colmó de alegría a los orgullosos papás.


nullVER GALERÍA


Las visitas para ver a la nueva “reina” de la casa no se hicieron esperar y el mismo sábado su abuelo paterno, Pedro González, acudía a la clínica para conocer a su nieta. Pero la suya no fue la única visita que Mamen y Raúl recibieron en el hospital. Hasta allí también se desplazó la modelo Helen Swedin, esposa del también futbolista Figo, junto a una de sus hijas. Helen y Mamen se hicieron buenas amigas a raíz de la amistad que forjaron sus respectivos maridos cuando jugaban juntos en el Real Madrid.


VER GALERÍA


La esposa del jugador luso llegaba a la clínica cargada de bolsas, suponemos que con regalos para la recién nacida. Unos presentes que no serán ni los primeros ni los últimos, pues al tratarse de la única niña de los hijos de la pareja, es de esperar que la pequeña se convierta en la más mimada de la familia. No sólo por sus orgullosos papás, sino también por sus cuatro hermanos mayores - Jorge, Hugo y los gemelos Héctor y Mateo- que sin duda ejercerán de protectores con su hermanita pequeña.

Una niña muy deseada
María González Redondo ha venido para llenar un espacio importante en la vida del capitán del Real Madrid y de su esposa. Y es que, según palabras de la modelo, la casa necesitaba la llegada de otra chica. “Me haría mucha ilusión que fuera una niña. Estoy todo el día acostumbrada a ver como mis hijos juegan al fútbol, a peleas... A cosas de chicos, en una palabras”.


VER GALERÍA


Raúl y Mamen, que celebraron el pasado mes de julio su décimo aniversario de boda, pueden presumir de ser una de las parejas más estables del panorama nacional. Mamen Sanz se ha convertido en una mujer muy discreta y querida dentro y fuera del club blanco y, aunque ha realizado algún trabajo esporádico como modelo desde su boda con Raúl, la esposa del delantero vive dedicada en la familia que ha formado con el futbolista. Desde hace unos meses, compagina además su papel de madre con sus estudios de Magisterio, en los que se matriculó el pasado invierno. Ahora la esposa del jugador madridista deberá tomarse un tiempo para atender las necesidades de la recién llegada.

Más sobre: